¿Cómo comprar tu primer Rolex deportivo?

No hace mucho mi jefe me dijo: «todo aquel que empieza a tener éxito, lo primero que se compra es un Rolex». Y no le falta razón porque desde siempre, esta firma relojera es sinónimo de triunfo.

Rolex se ha hecho un hueco en nuestro imaginario, pero éste no es fortuito. La elegancia y la calidad de las piezas son un distintivo. ¿Quién no querría acercarse a una firma que destila por todos los lados buen gusto?

Por ello, aquí van nuestras recomendaciones para que elijas el mejor Rolex. Al fin y al cabo, las primeras veces nunca se olvidan.

Conoce a la marca

Es a Hans Wilsdorf a quien le debemos la creación de esta marca relojera ya legendaria. Con solo 24 años se decidió a crear un reloj de muñeca cuando nadie se fijaba en ellos por su falta de precisión. La inteligencia de Wilsdorf lo llevó a utilizar un movimiento creado en Suiza y así es como creó piezas muy elegantes, pero también fiables.

Retrato de Hans Wilsdorf, creador de Rolex.

Esta incansable búsqueda por la precisión logró que en 1910, Rolex recibiera el primer Certificado Cronométrico Oficial suizo a un reloj de pulsera otorgado por el Official Watch Rating Centre, el organismo oficial de control de la marcha de relojes.

Además, Rolex siempre ha sido una marca relacionada con los logros realizados por hombres y mujeres, como es el caso de la nadadora Mercedes Gleitze, quien en 1927 atravesó el Canal de la Mancha con un Rolex Oyster. Este modelo se le conoce como el primer reloj hermético, y la firma en lugar de presumirlo, lo que hizo fue demostrarlo. Gleitze nadó durante 10 horas para completar la travesía y una vez que lo logró, el reloj seguía funcionando perfectamente.

La nadadora Mercedes Gleitze saliendo de su travesía.

También la Maison estuvo presente en la conquista del Monte Everest en 1953. La expedición comandada por Sir John Hunt estaba equipada con relojes Oyster Perpetual Explorer.

Otro modelo imprescindible y muy ligado al mundo marino es Submariner, el primer reloj de submarinismo en garantizar una hermeticidad hasta una profundidad de 100 metros; o GMT‑Master, diseñado para responder a las necesidades específicas de los pilotos de aerolíneas comerciales.

Elige tu pasión, elige tu estilo

La variedad de modelos en el portafolio de Rolex es amplia, así que es probable que no te puedas decidir por uno solo. Al ser el primero, te recomendamos que este sea verdaderamente especial y siempre recuerdes su historia.

Bien sea porque eres un apasionado de los grandiosos exploradores de nuestro pasado , seas un enamorado de la velocidad, estés obsesionado con la precisión… Debes encontrar un modelo que se ajuste a tu personalidad e ideales. Un Rolex se luce con orgullo, no lo olvides.

Con Rolex Air-King la firma rindió homenaje a los pioneros en el mundo de la aviación.

 Hablemos de dinero

Toda compra de un Rolex es una inversión que a futuro te puede dar muchas recompensas. Los modelos nuevos más accesibles rondan los 5,000 dólares, aunque la realidad es que los más deseados están entre los 8,000 y los 12,000 dólares.

Pero si te decantas por un modelo de los que llaman ‘preamado’ la cifra puede bajar, pero en la mayoría de los casos suele aumentar porque hay piezas únicas que ya no están en el portafolio de la marca. Como consejo, si ves un Rolex demasiado barato nunca te fíes, todo indica que ese reloj no es auténtico.

Para evitar desengaños y malas pasadas, lo mejor es que compres tu Rolex en un lugar autorizado. Además de la certificación que te permitirá acreditar tu reloj, también disfrutarás enormemente de la compra. Adquirir un Rolex es todo un ritual de iniciación al mundo del éxito.