Jura, el whisky que nace en una isla remota

Jura

Compartir

Escocia, lugar reconocido por tener las mejores producciones de whiskys, pero también conocido por tener una gran cantidad de islas a su alrededor.

Entre este archipiélago destaca una pequeña isla mágica, Jura, que en conjunto con 200 pobladores produce más de tres millones de litros de whisky por años.

Para llegar a Jura existe un solo camino rodeado de montañas salvajes, lagos tranquilos y aguas tempestuosas.

A lo largo de la isla encontrarás muchos edificios abandonados que son usados como jardín para cultivar frambuesas.

Jura fue fundada en 1810 pero a finales del siglo XIX sufrió un derrumbe, quedando en ruinas por completo.

Para 1963 se reconstruyó la destilería demostrando la lealtad y espíritu original de la comunidad.

Una mágica elaboración artesanal

EL viaje de Jura Single Malt Whisky comienza en las montañas más altas de la isla, encargadas de filtrar y purificar el agua que llega al Lago Market.

El proceso llega a los enormes alambiques, cuanto más altos son los alambiques, más puro es el espíritu.

Las icónicas botellas con bordes redondeados tienen un porqué y es que el diseño permite resistir los viajes más duros desde la isla Jura hasta cualquier rincón del mundo.

La maduración de Jura se da en las mejores barricas del mundo para que madurar como se debe un espíritu único.

Pronto podrás probar este mágico whisky en México.

Las versiones de Jura que llegarán serán de 10, 12 y 18 años con versiones destiladas de dulce de jerez, chocolate obscuro, frutos rojos, cacao y notas ahumadas.