Le Dîner en Blanc, la cena que vistió de blanco Chapultepec

Compartir

Siempre que llega abril todos nos ponemos nerviosos por saber qué lugar espectacular han elegido los creadores de Le Dîner en Blanc. Una exclusiva cena que se celebra en Paris desde hace 30 años y que en Ciudad de México lleva siete ediciones.

Relacionada: El mejor maridaje para el champagne son papas a la francesa (palabra de Moët & Chandon)

La tradición se la debemos al galo François Pasquier. Tras su regreso a París después de haber estado años en el extranjero,  le pidió a sus amigos reunirse en el Bois de Boulogne todos vestidos de blanco, con sus viandas y con un amigo más. La reunión fue todo un éxito y no fueron pocos los que quisieron repetir al año siguiente. De esa manera, nació Le Dîner en Blanc.

IMG 4555 1024x683 - Le Dîner en Blanc, la cena que vistió de blanco Chapultepec

A México llegó hace siete años y desde el primer momento Moët & Chandon creyó en exportar esta idea tan bohemia fuera de los límites de Francia por lo que ha sido un fiel amigo de la organización. Es por eso también, que en cada edición los exclusivos invitados brindan con copas de Moët & Chandon Imperial Brut o Moët & Chandon Rosé Imperial y celebran la vida.

Relacionada: Sorprende a tu madre con una edición limitada de Moët & Chandon

En esta ocasión, el lugar elegido fue el Paseo de los Compositores, considerado el eje más importante del circuito de la segunda sección del Bosque de Chapultepec. Allí se dieron cita más de 4,000 personas todas vestidas de blanco y dispuestas a disfrutar de un pícnic​ inolvidable.

Robb Report México fue el invitado especial de Moët & Chandon por lo que pudimos vivir la velada de primera mano. La cita se dio a las 19:00 en el conocido restaurante El Lago. Allí brindamos antes de salir hacia el lugar secreto de este año, y nos entregaron nuestras bellísimas cestas de pícnic cortesía de Banquetes “At Your Place”, del prestigiado Hotel Four Seasons.

IMG 4181 1024x683 - Le Dîner en Blanc, la cena que vistió de blanco Chapultepec

Ya en el lugar, montamos nuestra mesita, las sillas, el mantel y decoramos todo con mucho esmero ya que “La Mesa Mejor Decorada” se llevaba como premio dos noches en el paradisiaco Hotel Four Seasons Punta Mita.

Después de abrir la champagne y brindar la velada siguió con la compañía de una banda de jazz en vivo, pero la sorpresa de la noche fue cuando se apagaron todas las luces y una soprano cantó el aria “Ecco Respiro Appena” de Adriana Lecouvreur de Cilea seguido por el “Oh Fortuna” de Carmina Burana.

moetportada 1024x683 - Le Dîner en Blanc, la cena que vistió de blanco Chapultepec

Después fue el turno de encender las características y simbólicas luces bengalas que invitan a apreciar todo aquello y todos aquellos quienes tenemos a nuestro alrededor mientras las 4,000 almas cantaban al unísono “Cielito Lindo”.

La velada duró hasta las 11 de la noche en compañía del DJ César Álvarez. En ese momento y cual cenicientas, todos los invitados recogieron todo para dejar el lugar mejor de cómo lo encontraron.

Sin duda, una velada mágica que se volverá a repetir el próximo año.