Royal Oak de Audemars Piguet celebra 50 años con una evolución de diseño 

Cualquier entusiasta de la relojería reconoce al Royal Oak de Audemars Piguet como un símbolo indiscutible de precisión, diseño y manufactura excepcional. Este año la casa relojera festeja el aniversario número 50 de este modelo tan importante con algunos cambios en diseño que fusionan tradición y tecnología de vanguardia. Tendrán muchas sorpresas para los amantes del modelo Gérald Genta y el segundo semestre del 2022 traerá con él otros modelos con diámetros de 41 y 34 mm. Te contamos los detalles de esta celebración para que decidas qué pieza será la que se incorpore a tu colección este año tan especial. 

 Royal Oak
Fotografías: Audemars Piguet

Ergonomía optimizada

La caja y brazalete del Royal Oak se adaptaron sutilmente por los ingenieros y artesanos de Audemars Piguet. Los biseles superiores e inferiores de la caja se ampliaron con el fin de crear un relieve de los acabados manuales pulidos y satinados y crear una estética más esbelta. Además, el fondo de la caja se asienta con mayor confort en la muñeca y logra un uso más agradable. Los primeros eslabones que unen la caja con el brazalete muestran ahora una silueta trapezoidal si los observas desde el lateral. Esto logra un acabado más fino y por primera vez se incorpora una disminución del grosor de los primeros eslabones en los modelos de acero inoxidable y titanio. Un sutil homenaje al modelo 5402 de 1972. 

 Royal Oak
Fotografías: Audemars Piguet

Diseño armonizado

Las esferas de todos los Royal Oak ahora lucirán armonizadas gracias a que los artesanos de Le Brassus igualaron la proporción de las agujas y los índices en todos los modelos de la colección. Este detalle se logró en todos los diámetros, materiales y tanto en los modelos automáticos de aniversario con horas, minutos, segundos y fecha como en los cronógrafos. 

Video Recomendado

 Royal Oak
Fotografías: Audemars Piguet

El logotipo de la firma también se rediseñó. Se trabajó con un proceso químico en el que varias capas de oro crean un logo en miniatura de un grosor no más grande que el de un cabello. Un procedimiento similar al de una impresión 3D que dio como resultado una firma en relieve en oro de 24 quilates que sustituye al monograma AP y al logo estampado a las 12 horas. Un procedimiento artesanal que requiere de una pericia impresionante se necesitó tres años de investigación para lograr este método. Por último, el diseño logra esa continuidad también con la minutería que ahora aparece directamente en el motivo Tapisserie de todos los ejemplares automáticos con horas, minutos y fecha. Una manera más de potencializar tu atractivo visual. 

De vuelta al origen

Y para honrar al primer modelo Royal Oak de 1972, múltiples relojes de la colección adoptan el icónico tono Bleu Nuit Nuage 50 en su esfera Petite Tapisserie o Grande Tapisserie. Este color fue desarrollado inicialmente por el fabricante de esferas Stern Frères. Es un matiz azul que requería un expertise inigualable para lograr. Factores como temperatura, fórmula, mezcla y duración eran cruciales para obtener el tono adecuado. Actualmente el proceso involucra PVD (Physical Vapor Deposition) y asegura una mayor homogeneidad cromática. 

Los modelos de aniversario también incluyen una masa oscilante de oro de 22 quilates. Es un detalle conmemorativo a los 50 años de Royal Oak que muestra tanto el logotipo 50 years como la firma de Audemars Piguet grabados en su superficie. El color combina con el de la caja y tiene acabados similares de superficie pulidas y satinadas. Esta masa oscilante estará incluida en todos los modelos Royal Oak conmemorativos que tengan la nueva evolución de diseño de 2022, excepto los cronógrafos de 38mm. 

Mejor rendimiento y refinamiento

A estas innovaciones se le suman calibres distintos, uno de ellos inédito. En 2022 en modelos de 37mm el movimiento automático con horas, minutos, segundos y fecha del calibre 5900 aparece en primicia en Audemars Piguet. Es más fino, ofrece una frecuencia superior a su predecesor (el calibre 3120) y dispone de una reserva de marcha de 60 horas. 

Mientras que el calibre 4401 aparece por primera vez en modelos Royal Oak en cronógrafos de acero inoxidable de 41 mm. Un movimiento con cronógrafo integrado con función flyback, cronometría mejorada y un sistema de embrague vertical. Se puede contemplar su movimiento por el fondo de zafiro que revela la refinada ornamentación.

 Royal Oak
Fotografías: Audemars Piguet

50 años de reinvención

Desde que Gérald Genta lo diseñó en 1972, el Royal Oak ha sabido evolucionar sutil, pero acertadamente hasta lograr el título de ícono de la relojería. Con el paso de los años la línea se amplió con modelos de oro, nuevos diámetros y calibres. Durante su trayectoria el Royal Oak ha innovado con esferas y cajas engastadas, la introducción del fondo de zafiro, minuciosa decoración, trabajo artesanal entre algunas de sus características más icónicas. Desde su nacimiento hasta el día de hoy el Royal Oak destaca por ser un modelo en el que la evolución es la constante. Aunque hay aspectos que nunca cambian las evoluciones que veremos con motivo de su 50 aniversario marcan un nuevo hito en el desarrollo de una colección que trasciende épocas y tendencias. 50 años y 500 modelos después el Royal Oak continúa materializando el lujo, precisión, innovación y elegancia en un reloj que no tiene igual, sin duda alguna un ícono irrefutable. 

Pixel Pixel