Presentes en la F1, ahora IWC se une a Airspeeder, primera carrera de autos voladores eléctricos

Aunque en la vida diaria todavía hay nubarrones en su camino, todo parece indicar que en los circuitos el sol ha salido para alumbrar el futuro de los autos voladores eléctricos que pronto podrían estar protagonizando la primer Fórmula 1 en el aire, conocida como Airspeeder.

La firma suiza de relojes de lujo IWC, que ya está presente en la máxima prueba del automovilismo, ahora se suma a este innovador concepto que en el fondo busca agilizar la llegada de una nueva era de movilidad de bajas emisiones.

De este modo, con una pasión compartida por los avances tecnológicos, el esfuerzo humano y la sostenibilidad, IWC Schaffhausen une sus fuerzas a las de Airspeeder en una nueva colaboración en ingeniería y cronometraje.

Sobre Airspeeder

La serie de coches de carreras Airspeeder ha sido ideada por Matt Pearson, que también dirige Alauda, el primer fabricante de coches eléctricos voladores de alto rendimiento del mundo.

La idea visionaria de este empresario que está inspirada en el papel que el deporte ha tenido tradicionalmente en el avance de la tecnología, consiste en crear un nuevo tipo de automovilismo para acelerar la revolución de la movilidad aérea avanzada y transformar el transporte de pasajeros, logístico e incluso sanitario.

Fotos: IWC

En este sentido, la serie de coches de carreras global, Airspeeder, será una parrilla completa de naves eVTOL (Vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical) fabricada por Alauda, dirigida por equipos individuales y operada por pilotos de élite, que competirán a alturas de hasta 40 m, a velocidades máximas de 200 km/h.

Las carreras aéreas tendrán lugar en pistas creadas electrónicamente y se transmitirán por streaming mundialmente para minimizar el impacto medioambiental de una infraestructura y logística más complejas.

La colaboración de IWC

La nueva asociación refleja este propósito común y establece un intercambio de conocimientos para impulsar los avances tecnológicos dentro de los departamentos de ingeniería de ambas organizaciones.

“Una y otra vez, IWC ha fomentado los sueños y ha cultivado la innovación. Igual que nosotros, miran más allá del horizonte conocido para ver algo diferente, más atrevido y más inventivo. También valoramos este compromiso con el progreso y nos encanta que todo el equipo de Schaffhausen crea en nuestra visión. Tanto si el resultado es un reloj de bello diseño como si se trata de un coche volador revolucionario, todos confiamos en el esfuerzo humano y técnico para que se produzca un cambio verdaderamente impactante con pasos tecnológicos de gigante. Estoy impaciente por ver lo que podemos lograr juntos”, dijo Matt Pearson, fundador de Airspeeder.

“Es fantástico participar en dar vida a la atrevida visión de Matt. El equipo de Airspeeder está formado por verdaderos pioneros de la aviación que reúnen dos de las cosas más cercanas al corazón de IWC. Durante los últimos ochenta años, siempre hemos equipado e inspirado a quienes se atreven a soñar, ya sea fabricando relojes para los mejores pilotos del planeta o contribuyendo al diseño y a las carreras de automóviles modernos. Nos enorgullece colaborar en un esfuerzo que tendrá un impacto tan progresivo en la sociedad», explicó Christoph Grainger-Herr, CEO de IWC.

Los autos voladores

Estas veloces naves, cuya estética evoca los coches deportivos de la década de 1950 y de los drones de carreras, incorporan un diseño de helicóptero de ocho palas, brazos de rotor con perfil aerodinámico, compuestos de fibra de carbono vanguardistas y la última tecnología de baterías para vehículos eléctricos.

Los nuevos avances en seguridad se han alcanzado gracias a una serie de tecnologías y elementos de ingeniería que nunca se habían utilizado antes en una nave eVTOL. Estas innovaciones incluyen los sistemas anticolisión LiDAR y Radar, que crean un «campo de fuerza virtual» alrededor de la nave para asegurar la proximidad en las carreras sin poner en riesgo la seguridad.

Se mueven por el aire con precisión y velocidad porque se han diseñado para lograr el más alto rendimiento y la mayor agilidad aérea.

Pixel Pixel