Patek Philippe presenta sus nuevos relojes en Watches & Wonders

Cada vez más cerca del 50 aniversario del Nautilus, se esperaba que Patek Philippe presentara alguna noticia sobre ese icónico reloj deportivo en el marco de su primera aparición en Watches & Wonders, pero aunque no fue así, la relojera no dejó indiferente ni insatisfecho a nadie con las novedades que sí lanzó estos días en Ginebra: cerca de una docena de relojes en la que se incluyeron desde cronógrafos hasta calatravas, calendarios perpetuos y más. Aquí destacamos algunos de los que más se ha estado hablando.

Annual Calendar Travel Time (Ref. 5326G)

Conjuga dos complicaciones bastante importantes y significativas para la firma relojera: la primera, el calendario anual, surgida a finales de los 90 cuando los ingenieros de Patek Philippe idearon un mecanismo de ruedas y piñones que podía distinguir entre meses con 30 y 31 días, lo que significa que solo tenía que ajustarse una vez al año. Y la otra, la complicación Travel Time, que se concibió a mediados de la década de 1950, cuando la Maison contrató a la leyenda de la relojería Louis Cottier con la tarea de crear una pieza que pudiera saltar de zona horaria sin que el usuario itinerante se quitara el reloj de la muñeca.

Patek Philippe
Fotos: Patek Philippe

Ahora, los dos se han unido por primera vez, en forma de una pieza en oro blanco que ajustará la fecha (para 11 de los 12 meses del año) cuando se corrija la zona horaria.

El hogar del nuevo movimiento de calibre automático, que contiene ocho patentes en total, es una nueva caja de Calatrava con flancos que presentan un patrón de tachuelas en guilloche, mientras que los números aplicados en oro blanco de la esfera y las manecillas de hora/minuto con revestimiento luminiscente beige, en contraste con el fondo gris carbón texturizado de la esfera, completan una apariencia vintage.

World Time (Ref. 5230P)

Este año, Patek Philippe rinde un triple homenaje al hombre que inventó estos relojes de hora mundial en la década de 1930, el mencionado Louis Cottier. Ésta es la primera pieza y viene en platino con una esfera azul con tejido guilloché a mano en el centro y una correa igualmente azul.

Patek Philippe

Alrededor del borde de la esfera, los nombres de las ciudades correspondientes a las 24 zonas horarias están impresos en blanco; mientras un borde degradado en negro aumenta la legibilidad. Su sección interior muestra la hora local en la zona seleccionada a las 12 en punto, por una manecilla de horas esqueletizada que se inspiró en la constelación de la “Cruz del Sur”. Un minutero en forma de rombo completa el conjunto visual agradablemente ocupado de la esfera.

El bisel es fino y discreto, las asas tienen forma de ala y la correa es de piel de becerro azul marino con pespuntes color crema, acabado nobuk y cierre desplegable de platino.

Calatrava (Ref. 5226G)

Patek Philippe refuerza la icónica colección Calatrava, en estilo vintage, con una nueva caja refinada en oro blanco guilloché con un patrón de tachuelas o “Clous de París” en toda la circunferencia de la banda de la caja.

Patek Philippe

La esfera gris carbón de inspiración vintage presenta un borde negro degradado, con su textura ligeramente granulada que recuerda a los estuches de cámaras antiguas. Este nuevo modelo está propulsado por el calibre automático 26-330 SC equipado con una función de parada de segundos.

Annual Calendar Moon Phases en verde oliva (Ref. 5205R)

La esfera verde oliva contrasta con gran efecto con sus vecinos: caja de oro rosa, asas esqueletizadas, manecillas dauphine e índices de hora aplicados, y la correa de piel de aligátor verde oliva de dos tonos patinada a mano con hebilla de punta completa el aspecto de manera admirable.

Patek Philippe

Una vez más, ese mecanismo de fase lunar de una corrección por año, inventado y patentado por Patek Philippe en 1996, está funcionando entre bastidores.

Moon Phases (Ref. 7121/200G)

La complicación de las fases lunares fue presentada al mundo por Patek Philippe en 1925. Ahora, casi un siglo después, esta versión presenta una iteración nocturna y melancólica al canon.

La estética es muy Patek: números Breguet aplicados, manecillas en forma de pera en oro blanco, cristal de zafiro delicadamente curvado, correa de piel de aligátor azul. En esta versión, sin embargo, el factor de brillo aumenta: la caja de oro blanco de la pieza alberga una esfera azul con rayos de sol rodeada por un bisel engastado con 132 diamantes de talla brillante (1,09 quilates) utilizando la técnica “Dentelle”.

Mientras tanto, el elemento de las fases lunares brinda una precisión impresionante, desviándose del verdadero ciclo lunar solo un día en 122 años.

Pixel