Jaeger-LeCoultre presenta una irresistible versión del Polaris Date con esfera verde

En los últimos años, Jaeger-LeCoultre se dedicó a enamorar a los entusiastas de la marca y a atraer nuevos clientes con el azul profundo que la mayoría de los modelos de la colección Polaris presumen en su carátula. Hoy, la Manufactura sorprende con un nuevo tono verde en la colección que ha definido su elegancia deportiva y que coloca al Polaris Date como uno de los relojes que definirán este año.

Inspirada en el Memovox Polaris de 1968, la colección Polaris ha sido uno de los grandes éxitos de la alta relojería en los últimos años desde su relanzamiento en 2018. Su atractivo reside en sus funciones utilitarias, sus códigos de diseño vintage y los estándares modernos de rendimiento cronométrico. Esta línea histórica para la firma suiza, tan elegante como deportiva, ha consolidado, desde entonces, el portafolio masculino de Jaeger-LeCoultre junto a modelos como el icónico Reverso y los Master Control, claro, además de las grandes complicaciones por la que destaca la firma entre coleccionistas.

El Polaris Date fue una de las piezas que encabezó el renacimiento de la colección en 2018. Un modelo emblemático de Jaeger-LeCoultre que ha sido un emblema de la relojería porque combina estilo con capacidades profesionales. Lejos de ser una regular pieza de buceo, este modelo está preparado para funcionar perfectamente bajo el agua, pero también para enaltecer los relojes deportivos.

La gran novedad es esta esfera verde intenso lacada de doble gradiente con múltiples acabados que mantiene la gran legibilidad, pero le da una nueva presencia estética al modelo.

Polaris Date

Polaris Date con esfera verde

El color verde del reloj se puede disfrutar en distintos tonos, desde el oliva claro hasta el verde selva, y adquiere diferentes matices según el ángulo en que se refleja la luz. Gracias a la capa de laca, el ejemplar adquiere una profundidad distinta en la esfera y permite que los índices color vainilla destaquen imponentes.

Si el estilo es fascinante, la colección Polaris no se queda atrás en su alto nivel de rendimiento en condiciones extremas. El bisel interno móvil, controlado por la corona a las 2 horas, es una característica clave de un verdadero reloj de buceo, ya que permite al usuario medir los desvíos de tiempo o las cuentas atrás con gran precisión. El Polaris Date cuenta con un fondo de caja transparente y es hermético hasta 200 metros. En su interior late el Calibre 899 de última generación, con 70 horas de reserva de marcha.

La caja mide 42 mm de diámetro y está hecha de acero inoxidable. El Polaris Date viene con una correa de caucho también en color verde que está equipada con un sistema que permite un rápido y sencillo cambio por un elegante brazalete o una correa de otro color.

Cabe recordar que este 2022, la marca también presentó su primer calendario perpetuo, una de las complicaciones más deseadas de la relojería, como parte de la colección Polaris. La inspiración para crear esta pieza es el Polaris Mariner Memovox, un reloj que pasó a la historia por su sistema de alarma único y sus capacidades técnicas en el agua. De una belleza extraordinaria, la esfera lacada en azul degradado que sugiere la transición del día a la noche —un sutil recordatorio de la conexión entre los fenómenos celestes y la medición del tiempo— permite apreciar claramente las indicaciones de calendario perpetuo: la fecha, el mes y el día en contadores a las 9, 12 y 3 horas, mientras que la fecha se lee en una ventana debajo del logo de la marca. Por si no fuera suficiente, a las 6 horas está la visualización de las fases lunares en ambos hemisferios.

Con el Polaris Date, disponible en las boutiques de Jaeger-LeCoultre en todo el mundo, la firma lo ha hecho de nuevo: ha redefinido el reloj deportivo elegante moderno.

Nueva boutique en Los Ángeles

Este año no para de buenas noticias para Jaeger-LeCoultre. Recién este mes abrió una nueva boutique en Rodeo Drive, la avenida comercial más prestigiosa del mundo. Situada en un lugar privilegiado de Beverly Hills, que es el lugar ideal para que los visitantes se sumerjan en el fascinante mundo de la relojería y en la extraordinaria historia del patrimonio, la experiencia y el espíritu de innovación y creatividad de Jaeger-LeCoultre.

La nueva boutique es una experiencia en vivo del espíritu de la Grande Maison, es decir, ofrece un entorno acogedor que es una probada de la Manufactura para los visitantes. La fachada es un espectáculo en sí mismo: se inspiró en el Reverso de Jaeger-LeCoultre, exhibiendo líneas amplias que evocan el diseño art déco y el movimiento giratorio de su caja, mientras que el interior acentúa los materiales orgánicos y los colores naturales, fusionando tradición y modernidad para evocar la serenidad y la belleza de la sede de Jaeger-LeCoultre en el Vallée de Joux.

Entre nuestros espacios favoritos, está el dedicado a la personalización donde un muro de correas interactivo permite descubrir las numerosas opciones que ofrece la marca para encontrar la combinación perfecta de reloj y correa, según el material, color y costuras.

Antes de llegar a la sala VIP, los visitantes pasan por una sala que rinde homenaje a las 181 destrezas diferentes reunidas bajo un mismo techo en la Manufactura Jaeger-LeCoultre. Un relojero ofrece a los visitantes la oportunidad de descubrir las extraordinarias habilidades técnicas plasmadas en cada movimiento de reloj, mientras que una exquisita exposición de modelos históricos celebra la creatividad artística de la Grande Maison y su dominio de la relojería artesanal.

Fotos: Jaeger-LeCoultre

La nueva boutique de Jaeger-LeCoultre está situada en el 430 de North Rodeo Drive en Beverly Hills, California, y está abierta de lunes a sábado de 10:00 a 18:00 y los domingos de 12:00 a 17:00 horas.

Pixel Pixel