Jaeger-Lecoultre confirma su dominio del espacio y los objetos celestiales con estos relojes

Jaeger-Lecoultre

Este año, Jaeger-LeCoultre se embarca en una odisea estelar que rinde homenaje a los fenómenos astronómicos que originan el modo en que la humanidad mide el tiempo. Y presenta una espléndida gama de relojes celestes que reflejan la identidad y el espíritu únicos de la Maison, así como su entorno: el Vallée de Joux, su hogar desde que Antoine LeCoultre fundó la compañía en 1833, donde los cielos nocturnos sumamente claros, brindan las condiciones ideales para observar las estrellas y contemplar las maravillas del cosmos.

“Este año, en su odisea estelar alrededor del mundo, la Manufactura compartirá creaciones inspiradas en el firmamento y plasmará las maravillas del universo celeste en instalaciones artísticas y experiencias inmersivas. El Atelier d’Antoine innovará en la transmisión del savoir-faire relojero con la presentación de un nuevo taller educativo basado en la exposición”, dijo Catherine Rénier, CEO de la firma relojera.

Una odisea estelar que empieza en Watches & Wonders

Jaeger-LeCoultre organizará a lo largo del 2022 una serie de exposiciones temáticas en todo el mundo, una invitación para que los clientes y el público en general descubran cómo los misterios del cosmos se plasman en maravillas micromecánicas que indican la hora capturando el universo en miniatura.

Para muestra, la exposición “The Stellar Odyssey“, que debuta en Watches & Wonders, en Ginebra, antes de su gira mundial, revela la fascinante historia del tiempo y presenta los nuevos relojes de la casa inspirados en el firmamento.

La expo cuenta con una instalación multimedia inmersiva que invita a emprender un viaje virtual al cosmos. Y para completar la experiencia, el mixólogo de renombre internacional, Matthias Giroud, ha creado un menú exclusivo de cócteles suaves inspirados en el universo que Jaeger-LeCoultre ofrecerá a sus huéspedes durante todo el año.

Jaeger-Lecoultre
Master Hybris Artistica Calibre 945 Galaxia

Asimismo, el programa de Talleres de descubrimiento práctico del Atelier d’Antoine se centrará en la maravilla de las complicaciones astronómicas y en los orígenes celestes del cronometraje, una oportunidad única para conocer a fondo este universo mágico.

Los relojes celestes de Jaeger-LeCoultre

Para los relojes celestes de 2022, Jaeger-LeCoultre aprovecha esa enorme amplitud y profundidad de conocimientos que conjugan arte y mecánica para emprender un viaje de descubrimiento a través del cosmos y sus diversos ciclos.

Jaeger-Lecoultre
Master Hybris Artistica Calibre 945 Atomium

De este modo reproduce en la muñeca la magnificencia de las constelaciones y el fascinante tiempo sideral con dos nuevas interpretaciones artísticas del Calibre 945 de la Manufactura: el Master Hybris Artistica Calibre 945 Atomium y el Master Hybris Artistica Calibre 945 Galaxia.

Por otro lado, la rotación de la Tierra sobre su eje la representa Jaeger-LeCoultre en una nueva y suntuosa interpretación del calibre con hora universal, Master Grande Tradition Calibre 948, que fue la primera complicación mundial unida a un tourbillon volante. La nueva expresión estética de este mecanismo muestra el dominio de las artesanías decorativas, junto con su destreza técnica. Creado por los maestros artesanos de la Manufactura, el contorno de los continentes está tallado en una hoja de oro blanco y decorado con esmalte champlevé.

Jaeger-Lecoultre
Atmos Hybris Mechanica Calibre 590

Siguiendo con estos relojes celestes, un nuevo calendario perpetuo enriquece la elegante colección deportiva Polaris con su fascinante complejidad técnica y su practicidad cotidiana; mientras que se refleja la infinidad del universo, reproduciendo los ciclos de la Tierra y la Luna alrededor del Sol en el impresionante Atmos Hybris Mechanica Calibre 590.

Incluso, Jaeger-LeCoultre aprovecha su eterna fascinación por el cielo nocturno para capturar la singularidad y el encanto de las estrellas fugaces en una complicación totalmente novedosa en la colección femenina Rendez-Vous. Su esfera de aventurina azul evoca el cielo nocturno, con múltiples capas que ocultan y revelan la estrella fugaz. El bisel exterior de diamantes con engaste de garras enriquece el diseño. El nuevo Calibre 734 automático de Jaeger-LeCoultre concilia el carácter imprevisible de las estrellas fugaces con los ritmos matemáticos calibrados con precisión del cronometraje.

Desde 1833, Jaeger-LeCoultre se ha forjado una reputación única por sus creaciones, con más de 430 patentes y 1300 calibres diferentes y estos nuevos relojes celestes, pequeñas obras maestras de savoir-faire técnico y artístico, representan a la perfección su identidad y el espíritu únicos.

Pixel Pixel