En su 70 aniversario, el Fifty Fathoms de Blancpain recibe el toque de Midas

Derivado de un hecho que afortunadamente no terminó en tragedia, en 1953 surgió uno de los primeros relojes de buceo contemporáneos: el Fifty Fathoms, luego de que el entonces director ejecutivo de Blancpain, Jean-Jacques Fiechter, casi pierde la vida al quedarse sin aire mientras buceaba en la costa de Cannes.

Esta terrorífica experiencia, hizo evidente la urgencia de contar con un instrumento de cronometraje que pudiera resistir los rigores de las profundidades y al mismo tiempo rastrear el tiempo transcurrido.

Y aunque otros habían desarrollado anteriormente esta herramienta con fines militares, fue Blancpain (junto con Rolex y Zodiac) quien produjo un producto tan en sintonía con las necesidades del buceador que sus homólogos modernos son en gran medida indistinguibles de los antiguos.

Video Recomendado

El primer Fifty Fathoms vio la luz en 1953. Con un bisel giratorio de tiempo transcurrido, un movimiento automático, una esfera luminosa altamente legible y una caja hermética. Fue una revelación tan grande que rápidamente fue adoptado por muchos de los ejércitos del mundo, incluida la Marina Nacional francesa y la Marina de los EE. UU.

Este año que se cumple el 70.º aniversario de aquel icónico reloj, la marca a decidido lanzar tres modelos conmemorativos, dos de ellos presentados a principios de año y uno más reciente que le pone un toque brillante a la celebración.

Fifty Fathoms 70th Anniversary Act 3

Hablamos de una pieza bautizada como Fifty Fathoms 70th Anniversary Act 3, que está inspirado en el modelo MIL-SPEC utilizado por las principales Marinas de la época de los años cincuenta.

Fifty Fathoms

Hoy, la Manufactura presenta una reinterpretación de su reloj caracterizado por la pastilla de hermeticidad patentada, en una edición limitada de 555 unidades. Fiel a la estética y al diámetro original de 41.30 mm y elaborado con oro bronce de 9 quilates.

A simple vista, no cabe duda que el tercer reloj en conmemoración del aniversario 70 del Fifty Fathoms se inspira claramente en su pariente de relojes antimagnéticos utilizados por la Marina estadounidense.

Entre las características que ponen de manifiesto su privilegiado vínculo de parentesco se encuentran la esfera negra mate con pastilla de hermeticidad e índices con Super LumiNova® vintage, el bisel giratorio unidireccional con inserto de cerámica negro dotado de una escala de buceo o incluso la correa NATO bicolor que recupera el código cromático del modelo original y se elabora a partir de redes de pesca recogidas del mar.

Fifty Fathoms

Sin embargo, el material de la caja hace una gran diferencia. Mientras que el MIL-SPEC que sirve de inspiración al modelo de aniversario es de alpaca, el Fifty Fathoms 70th Anniversary Act 3 emplea oro bronce de 9 quilates, una aleación patentada enriquecida con un 37.5 % de oro (con marca 9K), cobre —al 50 %, lo que le permite obtener la denominación «bronce»—, plata, paladio y galio.

Concebido con el propósito de lograr un tono rosado y un aspecto agradable, este tipo de bronce tiene la particularidad de que puede llevarse en contacto directo con la piel, a diferencia del bronce tradicional, sin mencionar que dispone de una vida útil más larga, al evitar la oxidación por verdín gracias a la incorporación de oro.

Por lo tanto, esta pieza de aniversario hace honor al ADN del modelo militar adaptándolo al uso diario que se exige hoy en día.

Fifty Fathoms

Otra diferencia importante de la versión de época, es que el corazón del Fifty Fathoms 70th Anniversary Act 3 puede contemplarse a través de un fondo de cristal de zafiro, gracias a una espiral antimagnética que permite disponer de un fondo transparente sin renunciar a la resistencia al magnetismo.

La edición del Fifty Fathoms 70th Anniversary Act 3, limitada a 555 unidades, se presenta en un estuche inspirado en una antigua funda estanca para cámaras de fotos, como guiño a las iniciativas de protección de los océanos de Blancpain.

En efecto, la fotografía submarina, al desarrollarse en la misma época que el reloj de buceo, permitió dar a conocer el descubrimiento del fondo marino. Este reloj conmemorativo, que reúne en su interior lo mejor de dos épocas, continúa escribiendo la historia del primer reloj de buceo auténtico del mundo.

Pixel Pixel