Vive una experiencia paranormal de lujo en Bodmin Jail, la antigua cárcel que se hizo hotel en UK

Quién dijo alguna vez que “aunque la cárcel sea de oro no deja de ser prisión”, no contaba con un día se pondría de moda el convertir viejos reclusorios en lujosos hoteles de los que se puede, pero no se quiere salir.

Como ejemplos tenemos el Four Seasons en Estambul que se construyó sobre la elaborada y neoclásica prisión de Sultanahmet, el Liberty Hotel en Boston, el Malmaison Oxford Castle que ocupó las instalaciones de una antiquísima cárcel victoriana en un castillo medieval y el caso que presentaremos en esta nota, por supuesto, Bodmin Jail, que, con 70 millones de dólares, hizo de un presidio del siglo XVIII, un hotel de lujo.

The Bodmin Jail Hotel

La lujosa propiedad que es hoy en día Bodmin Jail cuenta con 70 habitaciones distribuidas en cuatro pisos.

Se trata de una edificación que data de 1779, construida durante el reinado de Jorge III. El sitio era una declaración de diseño de vanguardia en ese entonces, con agua caliente y viviendas bien ventiladas para los presos, que iban desde delincuentes menores hasta una sección especial reservada para marineros condenados por diversos delitos.

El cambio a hotel de lujo, realizado por Twelve Architects tardó por lo menos seis años, ya que la propiedad se había arruinado después de que intentaran demolerla en distintas ocasiones.

De los escombros surgió, sin embargo, el inmueble actual que convirtió las celdas en suites y deliberadamente conservó un poco de las texturas originales en las paredes, así como algunos detalles históricos que conviven armoniosamente con el equipamiento moderno.

La capilla del lugar se transformó en el restaurante principal y en el nivel superior, donde ahora hay un piano de cola, era donde los guardianes y el personal solían sentarse a vigilar a los reclusos; mientras que la Oficina del Gobernador es ahora un acogedor bar, perfecto para tomar una copa antes de la cena, desde gin tonics hasta champagnes personalizados y una amplia gama de vinos, licores y cervezas para que disfrutes.

Experiencia paranormal

Como era de esperarse un lugar donde hubo condenados a muerte no podía no estar cargado de actividad paranormal que ha constituido un atractivo más del hotel.

De hecho Bodmin Jail ofrece una nueva experiencia inmersiva para visitantes de llamada “Dark Walk”, que se entreteje a lo largo de estos edificios históricos.

Fotos: Bodmin Jail

Esta audaz remodelación brinda a los visitantes la oportunidad de adentrarse en una intrigante historia oculta sobre el papel que desempeñó la antigua cárcel.

Finalmente, la ubicación del hotel en un destino más cálido y veraniego como lo es Cornwall, brinda la oportunidad de tener otra visión del frío Reino Unido.

Cerca de pintorescos pueblos portuarios, el condado tiene una amplia gama de atracciones para esos días en los que puede estar un poco húmedo o quizás necesites disfrutar del sol del verano por un tiempo.

Pixel