Vail está listo para que disfrutes de la naturaleza durante el verano.

Ubicado al pie de la montaña, el icónico pueblo de Vail abre sus puertas para aquellos que necesiten pasar estos días de verano en un oasis con cientos de millas de ríos y senderos, aire fresco, belleza natural y un ambiente acogedor, ideal para relajarse después del confinamiento.

La naturaleza no está peleada con el lujo, hoteles como el Sonnenalp, The Sebastian-Vail y Manor Vail Lodge, además de otras 35 propiedad insignia ya están recibiendo reservaciones y sólo operarán al 50% de su capacidad. Con un poco de suerte se pueden encontrar condominios con tarifas especiales que sin duda alentarán a más de uno a prolongar su visita en este enigmático lugar.

Sin olvidarse de los restaurante y bares -y de sus espectaculares terrazas- estos operarán a la mitad de su capacidad, en donde cada mesa tendrá la distancia adecuada y se seguirán los protocolos de seguridad, además de nuevas zonas al aire libre en las que se puede disfrutar de cócteles, vino o de alimentos con una vista increíble de las montañas.

Vail, Colorado

Aquellos que buscan aventura al aire libre podrán deleitarse de caminatas temáticas a los rincones más memorables, senderos ideales de casi 340 millas para hacer bicicleta de montaña o caminatas acompañadas de guías que muestran la flora y fauna, ¿lo mejor? La montaña de Vail ya está abierta al público por lo que las actividades no estarán limitadas.

Los deportes acuáticos no podían faltar y la lista de actividades es extensa. Sus 80 millas de río son ideales para hacer Kayak, rápidos, descenso de balsa o de un momento de calma pescando a la orilla de sus aguas blancas.

Si bien este pueblo es conocido mayormente por sus actividades al aire libre, las zonas de compra y museos también estarán activos con el distanciamiento social requerido.

Sin lugar a dudas Vail es el destino ideal para quienes desear pasar su verano en una zona segura, con una variedad enorme de actividades, aire fresco y una vista impresionante en medio de las montañas.

Pixel Pixel