La salud es primero y Airbnb se suma a brindar viajes responsables

Si hacemos una lista de las cosas que más extrañamos hacer, en los primeros lugares sin duda se encuentra el viajar. Ahora que muchos lugares comienzan a reabrir sus puertas a los huéspedes, es importante no bajar la guardia y seguir cuidándonos y cuidando a los demás, una acción a la que hoy se suma Airbnb.

Airbnb ha anunciado el desarrollo del Certificado de Seguridad Sanitaria de Airbnb, un programa para ayudar a la comunidad a priorizar la salud y seguridad de todos. Esta herramienta permitirá a los anfitriones solicitar a los huéspedes que confirmen que no tienen síntomas de COVID-19 y que no han estado expuesto al virus.

Este Certificado de Seguridad Sanitaria se está desarrollando de acuerdo con los lineamientos de la CDC -Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos- y la OMS, y está basado en una herramienta que fue implementado en algunas partes de Europa y Estados Unidos el año pasado.

En la fase inicial, el certificado estará enfocado en síntoma y exposición al virus. Esta herramienta podrá ser aprovechada para abordar necesidades, como proporcionar a los viajeros información acerca de su salud de acuerdo con las leyes locales.

A medida que empezamos a planear el reconectar con nuestra familia y amigos, el 44% de los viajeros considera que los protocolos de salud y seguridad son prioridad para decidir en donde hospedarse en su próximo viaje.

Este es un compromiso a largo plazo con la salud de todos sus huéspedes. Durante la primavera pasada, Airbnb se asoció con expertos en el tema de salud e higiene hospitalaria para crear la iniciativa de Protocolos de Limpieza, posteriormente sumaron los requerimientos del uso de mascarillas, mantener distancia social y seguir el proceso de limpieza de 5 pasos para los hospedajes.

Por el momento esta herramienta será voluntaria, a excepción de algunos lugares en los que el gobierno lo solicite a los proveedores de alojamientos. Mientras tanto, Airbnb seguirá monitoreando los parámetros oficiales con asesoramiento de expertos para cuidar a sus huéspedes y anfitriones.

Por políticas, los huéspedes no podrán reservar en caso de presentar síntomas y los anfitriones no deberán ingresar al hospedaje o interactuar con huéspedes si están infectados activamente. Cuando un anfitrión cancele una reserva debido a COVID-19, los huéspedes recibirán un reembolso completo.

El principal objetivo de Airbnb es que sus huéspedes reconecten con su familia y seres queridos o que encuentren un respiro en estos tiempos difíciles, claro, siempre cuidando de su salud.

Pixel Pixel Pixel