Este Boeing 737-200 aterrizó para convertirse en una villa de lujo en Bali

Si pasabas por el área de South Kuta, en Bali, podías ver los restos de un avión posado en las colinas de las playas de Nyang-Nyang, ahora ese Boeing 737-200 pasó de ser los restos de una aeronave abandonada a una villa de lujo para los turistas más exigentes.

Usualmente subestimamos el espacio interior de un avión pues con todos los asientos parece lucir pequeño, pero sin todos estos aditamentos el espacio sobrante es bastante amplio como para convertirlo en un pequeño hotel con todo lo que necesitas.

Boeing 737-200 lleva la primera clase a un nuevo nivel

Se sabe que el avión que pertenecía a Mandala Airlines fue transportado y colocado deliberadamente por un empresario ruso que pretendía convertirlo en una posada, después de mucho tiempo el objetivo se logró.

El Boeing 737-200 se sometió a una renovación total pasando de ser solo escombros a una villa de lujo bautizado como Private Jet Villa by Hanging Gardens.

El edificio-avión está dominado por el color blanco que se mezcla con el azul del mar de fondo. Los asientos de avión, cabina e instrumentos desaparecieron para darle lugar a varios muebles.

La parte derecha se transformó en una terraza con vista directa al océano y saliendo se puede apreciar una piscina infinita en la que los huéspedes se pueden relajar mientras disfrutan de una variedad de comidas y bebidas.

Mientras tanto, la cabina ahora es un baño de lujo con una alegante bañera de piedra colocada justo en la nariz del avión y detrás de las ventanas de la cabina.

Luego de pasar por un arco de madera y caminar a lo largo de una escalera de piedra que conduce al interior del avión se encuentran dos dormitorios amueblados en tonos neutros beige y piedra, con cortinas que cubren las camas y suelo de madera. Una sala en los mismos tonos se encuentra aparte, así como una cocina totalmente equipada.

Los huéspedes pueden preparar cócteles en el área de bar de la villa, pedir un desayuno a la carta o solo relajarse en el sofá con hoguera.

Para hospedarse habrá que tener un poco de paciencia, pues Private Jet Villa by Hanging Gardens estará disponible hasta julio de este año, eso significa que tienes bastante tiempo para ahorrar los 7300 dólares que cuesta reservar en ese avión convertido en hotel.

Pixel Pixel