Así es como Gucci diseñó la Royal Suite del hotel The Savoy

La relación entre Gucci y The Savoy inició mucho antes de lo que podríamos creer, nació cuando Guccio Gucci trabajó en el hotel como mozo de equipaje cuando era joven. Durante su estancia tuvo acceso directo a los gustos y necesidades de los clientes y estuvo frente al lujoso equipaje y elegante ropa que seguramente sirvió como inspiración para fundar Gucci.

Cien años después de este momento, The Savoy y Gucci se han unido para celebrar su historia compartida de la forma que mejor lo saben hacer: con moda y ofreciendo una experiencia excepcional a sus clientes.

Fotos: The Savoy

Exclusividad y lujo en la unión de Gucci y The Savoy

El primer paso para formalizar esta relación fue la revelación de la colección Aria de Gucci en abril de este año de forma privada en The Savoy. La presentación tuvo varios guiños al hotel y su papel en la configuración de la mitología de Gucci.

El siguiente paso para consolidar esta asociación es la transformación de la lujosa Royal Suite, la cual se extiende a lo largo de la orilla del río Támesis en el quinto piso de la propiedad y presume sus ventanas de piso a techo con vistas al río y los sitios más emblemáticos de Londres.

La suite en general es opulenta y cómoda y ofrece el diseño por parte de Gucci que se refleja en los muebles y elementos decorativos de la colección Gucci Décor, la decoración la completan el arte y antigüedades seleccionados por los subastadores de Christie’s para armonizar la estética y diseño de la Maison.

Todo el mobiliario y artículos decorativos están disponibles para su compra, además, la estadía incluye traslados privados, una bienvenida exclusiva que incluye obsequios y una botella de Louis Roederer Cristal, una selección de cócteles italianos clásicos por la noche y una visita VIP a la boutique Sloane Steet de Gucci en el Rolls Royce de The Savoy.

Pixel Pixel