5 hot spots ‘instagrameables’ en México

Compartir

México es un destino generoso en paisajes perfectos para hacer fotografías que desulmbren a tus seguidores de Instagram. De norte a sur, hay un sinfín de hot spots inspiradores que te invitan a tomarte tu mejor foto.

Aquí te decimos a dónde puedes encontrar el factor ‘instagrameable’ durante tus próximas vacaciones.

San Miguel de Allende

Es uno de los pueblos coloniales más fotogénicos de nuestro país. Las antiguas puertas de las casas que decoran sus calles, son famosas por funcionar perfecto como fondo de una fotografía.

En terrazas como Luna Rooftop Tapas Bar o La Única, la parroquia luce perfecta y lista para capturar una imagen; y hoteles como Dos Casas o L’Otel 1218 cuentan con espacios magníficos para presumir tus vacaciones.

El jardín surrealista de Edward James

El artista británico quedó cautivado con los paisajes de Las Pozas en Xilitla, San Luis Potosí, así fue como decidió crear una serie de esculturas que se fusionaran con la naturaleza del lugar.

Así, este jardín ha adquirido fama en los últimos años debido a su encanto misterioso. Cada foto con el hashtag #jardínsurrealista, parece sacada de un cuento de hadas.

Cenote Suytun

Este enclave natural de Valladolid, Yucatán, es uno de los más concurridos por los instagramers, y es que su impresionante boveda otorga postales increíbles. Y es que se colocó una pasarela cementada justo en el centro, donde se filtra un rayo de luz, donde es el punto favorito para hacer una buena foto.

El Arco de Cabo, San Lucas

Este emblemático sitio de Los Cabos es un obligado durante tu visita. Lobos marinos y el azul infinito del Mar de Cortés son parte de las vistas que regala este paraíso

Aunque la Secretaria de de Marina prohibió el desembarque el año pasado, hay agencias que te llevan en bote a fotografiarlo desde una distancia segura. Además hoteles como The Cape o restaurantes como Sunset Monalisa ofrecen un panorama directo a El Arco.

Las Coloradas

El «lago rosa» de Yucatán ha cautivado a miles de turistas. Su mágico color se debe a la alta concentración del sal y microorganismos del lugar; se dice que mientras más alto se posiciona el sol, más intensa es su tonalidad rosada.

Durante el mes de diciembre, miles de flamingos se posicionan en el sitio y, como podrás imaginar, es de los espectáculos más bonitos -e ‘instagrameables’- que podrás observar.