Puppy Bowl, el partido que todo amante de los perros debe ver

Puppy Bowl

Una cosa son las mascotas de los equipos de fútbol americano y otra, muy distinta, un partido de fútbol americano entre mascotas, pero esto existe y se llama Puppy Bowl.

Sí, hablamos del juego que ningún amante de los animales debiera perderse pues está pensado para crear conciencia sobre la importancia de proveerles salud y seguridad.

Es el Super Bowl de los perros que se juega en un mini estadio de aproximadamente 6 x 3 metros.

Los protagonistas del Puppy Bowl este año serán 96 cachorros de entre 3 y 6 meses de edad que se estarán disputando algunos cuantos juguetes.

Para mantener interesados a los participantes se usan cerca de 7 kilos de comida seca para perros, 500 golosinas y 250 juguetes.

Además, alrededor de 2 kilos de mantequilla de maní es untada en las cámaras para que los cachorros cooperen mirando a la lente.

Puppy Bowl por una buena causa

Todos los perros que participan en el Puppy Bowl, que ya llegó a su edición XVI, provienen de refugios locales, con lo que se busca sensibilizar al televidente sobre la importancia de la adopción.

Ellos mismos se encuentran disponibles para ser adoptados y transformar sus vidas.

Puppy Bowl

Y es que, según la sociedad estadounidense para la prevención de la crueldad contra los animales, cada año ingresan a los refugios estadounidenses unos 6.5 millones de animales domésticos que corren el riesgo de que sean sacrificados.

Tan solo en 2011, se sacrificaron aproximadamente 2.6 millones de animales en los refugios.

Dicho número ha reducido considerablemente, pero es necesario seguir despertando conciencia.

Crece la audiencia

El partido entre el Equipo Ruff y el Equipo Fluff, es transmitido previo al Super Bowl, cada año, por Animal Planet.

El primer Puppy Bowl se mostró el 6 de febrero de 2005.

Super Bowl

Hoy en día el mensaje del Puppy Bowl no sólo tiene una excelente vitrina para exponerse que es el marco del Super Bowl, sino que ya cuenta con una nutrida audiencia propia que supera los 3 millones de televidentes en Estados Unidos.