‘Rebrandearse’ o morir, el diseño como una llave que abre nuevas oportunidades

branding

Si algo nos ha enseñado esta temporada de distanciamiento social entre clientes y empresas, es la importancia de hacer un buen branding que mantenga el puente de comunicación entre las marcas y los consumidores.

Al final, serán las firmas que desarrollen mejor su estrategia de posicionamiento las que sobrevivan a este bache, pero también las primeras en empezar a recuperarse.

Por ello, para las marcas omnipresentes que parecen tenerlo todo ganado y para las que van empezando solo hay una opción: ‘rebrandearse’ o morir.

branding

De cómo es este proceso creativo nos habla, en el marco de los festejos por el Día Mundial del Diseño, el mexicano Alejandro Flores, fundador de Human, una agencia mexicana, independiente, que la está rompiendo y muy fuerte en el extranjero, donde tiene presencia en más de 16 países.

Cómo hacer branding de lujo

La diferencia entre la oportunidad que ofrece Internet de hacerse visible, casi sin costo, y desarrollar un buen concepto de branding está -al igual que sucede con los productos de lujo-, en la atención que se presta al detalle.

El branding puede ser tan artesanal y a la medida como la alta costura, tan complicado y único como la haute horlogerie y tan emocionante y evolutivo como los autos.

“Tenemos la sensación de que los productos o marcas de lujo llevan un proceso mucho más meticuloso detrás y, probablemente en la mayoría de los casos así es. Ahí radica la razón de sus precios y exclusividad. Creo que en un proceso de diseño para el mundo de lujo, las propias necesidades abren el abanico de materiales y recursos para desarrollar propuestas únicas”.

De acuerdo con el especialista de Human, el diseñar involucra mucho pensamiento, investigación y conceptos que tienen que ser llevados a una expresión mínima.

“Creo que el lujo más grande del diseño radica justamente en la capacidad de abstraer todos esas ideas y ejecutarlas de la manera más simple posible para resolver una necesidad funcional”.

Cómo identificar la oportunidad

Ahora bien el secreto de la evolución del branding parece estar en anticiparse a dicha necesidad. Es por ello, que luego vemos esfuerzos de renovación en marcas que parecen estar consolidadas y posicionadas.

Como ejemplo, Alejandro nos contó sobre el reto que significó hacer el branding de un bar muy tradicional en Kuala Lumpur, Malasia.

Hablamos del Rum Bar que, como su nombre y fama lo indican, es el lugar con la mayor selección de rones en Asia o lo era antes de convertirse en un espacio más moderno, divertido y seductor, que habla de frente con las nuevas generaciones, mismas que lo irán conociendo y queriendo bajo su nuevo nombre: Kill Devil.

“La tarea fue desafiante, el llevar a Rum Bar a la nueva gloria, cambiando el el nombre, pero sin cambiar el producto”.

Y el reto fue superado, el bar aumentó su atractivo entre locales y turistas, mientras Human ganó otra estrella para su portafolio.

“Es primordial tener un excelente portafolio en línea, eso nos hizo destacar, al igual que aprovechar herramientas tan poderosas como lo son las redes sociales. Actualmente el 80% de los proyectos que emprendemos son fuera de México”.

Human en la actualidad

Con varios premios en su haber, Human goza actualmente de gran aceptación, sobre todo, en el giro restaurantero. Hoy se encuentra desarrollando establecimientos en Londres, China y Australia, mientras que, a nivel nacional, renovará la cadena de restaurantes Angus.

“No queda más que seguir creando propuestas que generen valor al cliente y así sigan confiando y recomendándonos para seguir creciendo”.

Si como dicen muchos, después de esta pandemia nada volverá a ser igual, ¿por qué tu marca se va a quedar atrás? Quizá sea tiempo de pensar en renovarla a través de los servicios de branding de un experto como Alejandro Flores de Human.

Pixel