Este carrusel está hecho con 15 millones de cristales Swarovski

La firma Swarovski ha colaborado con el galardonado artista y diseñador Jaime Hayon para crear un mágico carrusel que está adornado con 15 millones de brillantes cristales de Swarovski.

Su construcción llevó seis meses en materializarse y se encuentra en el jardín que la compañía austriaca posee en Innsbruck y que recibe el nombre de Jardín de Swarovski Kristallwelten (Mundos de Cristal).

El diseño firmado por Jaime Hayon reinventa el carrusel tradicional con una propuesta monocromática contemporánea, al tiempo que conserva la magia de la maravilla y la nostalgia infantil que proviene de un paseo en un carrusel. El diseñador de origen español se inspiró en el folklore y los cuentos de hadas para crear personajes de fantasía que fungen como asientos.

A medida que los visitantes viajan en un estado de ensueño, pueden admirar las caras caprichosas que decoran la valla y el techo circundantes que expresan las emociones que trae montar un carrusel.

«El carrusel es un viaje a un entorno mágico y brinda a los pasajeros la posibilidad de vivir dentro de ese sueño durante todo el viaje. Trae el carrusel clásico al siglo XXI, con una sensación fresca y contemporánea. La cerca típica que rodea el carrusel se ha reinventado, con personajes únicos y juguetones que se repiten en todo momento. El entorno crea una experiencia encantadora y artística para el visitante», explicó Hayon.

Esta es la segunda colaboración de Swarovski con Hayon, quien creó previamente Sparkle Shady y el gabinete de múltiples patas de edición limitada para el Cristal Swarovski 2007 de Swarovski que se encuentra en la colección Palace.

swarovski.com.mx