El cubrebocas más caro del mundo vale 1.5 mdd, está hecho de oro y tiene 3,600 diamantes

cubrebocas más caro del mundo

A diferencia de otras versiones de lujo, el cubrebocas más caro del mundo cuenta con filtros N99 de alta calificación para seguridad del propietario.

La moda de las mascarillas faciales sigue al alza y las propuestas de lujo acaparan los reflectores por su extravagancia, para muchos, innecesaria; mientras que para otros, completamente justificada por el hecho de que se trata de un objeto que llegó para quedarse como parte de nuestra indumentaria.

Bajo cualquiera de las ópticas, lo cierto es que obras como el cubrebocas más caro del mundo que presentaremos a continuación, es una clara muestra de la adaptabilidad y creatividad humana.

El cubrebocas más caro del mundo

Hay pocos datos públicos sobre el cubrebocas más caro del mundo, pero lo que se ha revelado por parte de la agencia AFP es lo relacionado a su principal característica: su costo que es de 1.5 millones de dólares, es decir, arriba de los 33 millones de pesos.

¿A qué debemos tan elevado precio? Para empezar, se trata de una máscara de oro blanco de 18 quilates puede estar decorada con 3 mil 600 diamantes blancos y negros.

¿Alguno esperaba otra cosa tratándose del cubrebocas más caro del mundo?

La brillantísima pieza fue encargada por un empresario chino que radica en Estados Unidos a una empresa de joyería israelí llamada Yvel.

Según la agencia de noticias, la encomienda expresa por parte del cliente, fue tener listo el cubrebocas más caro del mundo para fin de año.

No obstante, también se hizo énfasis en la petición de que este elemento fuera completamente funcional como parte del equipo de protección personal que se debe tener en estos tiempos.

Un cubrebocas funcional

Al respecto, el propietario de la joyería reveló que además de oro y diamantes, el cubrebocas más caro del mundo cuenta con filtros N99 de alta calificación que están por encima de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

¿Habrá otra creación futura o quizá ya en vías de producción que desbanque al hoy declarado cubrebocas más caro del mundo? Seguramente pronto lo sabremos, lo que es un hecho es que la creatividad de los diseñadores y joyeros seguirá entregándonos piezas verdaderamente irreales de este instrumento que pasó a formar parte de nuestra realidad.

Pixel