Estudiantes mexicanos diseñan un cubrebocas inclusivo y sustentable

cubrebocas transparente

Por inclusivo, sustentable, eficiente y económico, este cubrebocas podría ser uno de los mejores que circulen próximamente en el mercado y es un diseño orgullosamente mexicano.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que, aunado a otras medidas sanitarias como lavarse constantemente las manos, el uso de cubrebocas puede ayudar a disminuir el riesgo de contagio de Covid-19, este accesorio se ha convertido en un producto de primera necesidad sobre el que se han trabajado infinidad de diseños, desde los más simples hasta los más tecnológicos.

Sin embargo, no debemos perder de vista que su función principal está relacionada con nuestra salud, antes que con la estética o la comodidad, por lo que deben cumplirse ciertos requisitos señalados, también, por la OMS.

Hecho en México

Sobre este último punto, un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) trabaja en el diseño de un cubrebocas inclusivo que podría ser todavía más eficiente que el recomendado por el citado organismo internacional, que es el N95.

cubrebocas inclusivo
El equipo que trabaja en el cubrebocas inclusivo reúne alumnos de varias carreras. Foto: ITESO

«Le estamos apostando no sólo a que sea un N95, sino que incluso pueda ser N96 o N97, es decir, que pueda retener hasta 97 por ciento de las partículas aéreas. Esto es importante porque mientras más alto sea este índice, disminuye más el riesgo de contagio», señaló Miguel Huerta Gutiérrez, líder del proyecto y profesor del Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (DHDU) del ITESO.

La idea del cubrebocas inclusivo nace a través del Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) «Diseño e ingeniería de objetos para la mitigación y combate de desastres y contingencias», que reúne a cinco estudiantes de diversas disciplinas.

Características del cubrebocas inclusivo

El hecho de que este cubrebocas sea transparente obedece a una de sus características más importantes que es ser inclusivo, pues este material permite a las personas con discapacidad auditiva leer los labios del usuario, lo que facilita su entendimiento.

Por otro lado, el proyecto también le apuesta a ser sustentable, primero, por ser reutilizable, pero también se está pensando en opciones para incluirlo en un ciclo de reciclado una vez que sea desechado definitivamente.

cubrebocas inclusivo

Además, la producción local del cubrebocas inclusivo ayudaría a la reactivación económica de la región y su bajo costo, a los sectores más vulnerables de la población.

De esta manera, talleres de termoformado, inyección de plásticos o pequeñas empresas de la industria textil se podrían sumar a la producción de esta prenda, señala el grupo de trabajo.

Finalmente, el equipo consideró que el diseño del cubrebocas inclusivo fuera apto para evitar el contacto con la cara al momento de colocarlo o retirarlo, otra medida recomendada por la OMS.

El equipo estima que el precio de este cubrebocas podría ser hasta 50 por ciento menor que los N95 que hoy en día se encuentran en el mercado, con una efectividad igual o hasta mayor.  

Por otro lado, en aras de aumentar la vida útil del cubrebocas inclusivo, el equipo también trabaja en una caja de desinfección con rayos UV que podría tener la capacidad de sanitizar hasta seis en menos de un minuto, reduciendo abismalmente el desperdicio.

Pixel