Un Porsche 356 A de 1956 recorrerá los caminos nevados de la Antártica

Porsche 356 A de 1956 en la antártica

No cualquier superdeportivo de lujo puede decir que es capaz de conquistar todos los caminos que se le atraviesen, sobre todo, si hablamos de terrenos bajo cero como la Antártica. Pero este será un reto más que la firma de Stuttgart seguramente va a conquistar y lo hará junto con Renée Brinkerhoff y su fiel Porsche 356 A de 1956.

Tras haber participado en La Carrera Panamericana en México y en Caminos del Inca en Perú, entre otros rallys, Brinkerhoff y su acompañante de cuatro ruedas se encuentran rumbo a chile para formar parte de la etapa final del ‘Proyecto 356 World Rally Tour’, por una buena causa.

porsche antártica
Fotos: Porsche

Nuevos caminos y tiempos para conquistar

La piloto aficionada de rally ya compitió con el auto deportivo clásico en seis continentes y en todo tipo de terreno. Un esfuerzo extenuante para cualquier individuo, y mucho más para una mujer que lo hace en un coche de carreras fabricado hace 65 años.

Renée buscará tachar de su lista de pendientes este último tipo de terreno poniendo a prueba su Porsche en un recorrido de 573 km sobre el hielo de la Antártica e intentando al mismo tiempo establecer un récord de velocidad sobre superficie de hielo.

«Si bien estamos extremadamente orgullosos de haber completado cada rally de resistencia en el que hemos participado, la verdadera misión es que nuestros esfuerzos en las carreras se conviertan en un motor que ayude a crear conciencia para combatir el tráfico de niños en todo el mundo”, dijo Brinkerhoff. «Nos hemos puesto el objetivo de romper barreras y establecer nuevos récords, y esperamos que nuestra expedición a la Antártica lo demuestre».

La nueva aventura comenzará a finales de noviembre y el punto de encuentro será el glaciar Unión en Chile, donde Brinkerhoff y los miembros del equipo Valkyrie Racing se reunirán con el auto, y si el clima coopera, el sprint bajo cero comenzará en la Antártica el 5 de diciembre y finalizará antes de fin de año.

Pequeños cambios para grandes resultados

Durante 18 meses desde que se pospuso por pandemia, la fecha original del evento, el Porsche que próximamente recorrerá las bajas temperaturas, sufrió varias mejoras a cargo de Kieron Bradley, ingeniero senior de diseño de chasis para el proyecto y un explorador extremo experimentado por derecho propio, quien optimizaría su funcionamiento.

Entre las modificaciones, se reemplazaron las llantas traseras del vehículo por orugas mecánicas para la nieve, y se puso un par de esquís con un sistema de suspensión y un refuerzo especial en la parte delantera. Así que, el 356 utilizará una suspensión de un solo brazo con resortes cubriendo los amortiguadores para estabilizar ambas orugas en la parte trasera logrando el equilibrio perfecto para deslizarse en la carrera.

«El éxito de Renée y su auto se dará gracias al cuidadoso equilibrio de la tecnología propia que hemos agregado y la reducción de peso implementada», dijo Kieron Bradley.

El ‘Proyecto 356 World Rally Tour’, no sólo se trata de una muy interesante expedición, es un desafío por una buena causa que apoya y concientiza sobre la urgencia de acabar con la trata de niños. Si quieres aportar con una donación, puedes hacerlo a través del sitio oficial de Valkyrie Racing.

Pixel Pixel