Silent-Yachts incorpora a su nuevo bote un innovador sistema de ala de cometa para navegar

Cuando el gen pionero está en el ADN de una compañía, no lo perderá nunca. Eso ha sucedido con Silent-Yachts. Hace años, esta marca innovó en el desarrollo de yates sustentables que se mueven impulsados por energía solar; ahora, vuelven a demostrar su enfoque vanguardista al crear el Silent 60, un bote solar que incorpora también un sistema de ala de cometa para navegar.

De acuerdo con Michael Köhler, copropietario de la compañía, este sistema ofrece ventajas notables contra un sistema clásico: “No hace sombra sobre los páneles solares, no requiere un mástil alto, genera mucha más energía y ahorra casi tonelada y media de peso de aparejos tradicionales”.

El nuevo bote de Silent-Yacht

El nuevo bote Silent 60 está equipado con 42 páneles solares para alimentar sus dos motores eléctricos que —aunados a una batería con capacidad de 286 kWh— le permiten navegar con cero emisiones y aprovechando tan sólo la energía solar hasta por 100 millas náuticas cada día, durante semanas.

Pero, como adelantamos, la novedad más destacable del Silent 60 es el ala de cometa, de 9 o 13 m2 (que será opcional para todos los modelos producidos por Silent).

El dispositivo del cometa se infla, se lanza al agua y luego se eleva; una vez que alcanza la altura ideal, traza en el aire la figura de un “8”, para generar poder suficiente para tirar del yate.

Una vez que el usuario quiera dejar de utilizar este sistema, los controles automáticos lo colocan justo sobre el bote, desde donde puede ser retraído para almacenarlo.

Köhler destaca también que para los botes solares que su empresa desarrolla tiene mucho más sentido este sistema, pues el poder que la cometa genera “excede fácilmente el consumo, así que puedes cargar la batería mientras navegas con la cometa”. Además, al volar más alto, la cometa encuentra corrientes de aire más estables.

Así, Silent 60 se presenta como una opción muy atractiva para los amantes del mar, la sostenibilidad y la innovación.

Pixel