Si tu garaje tiene un lugar reservado para clásicos, este Lamborghini Urraco podría ocuparlo

Podrá parecer algo imposible, pero hubo un momento, entre los 70’s y 80’s, que Lamborghini lanzó una serie de modelos más accesibles y el primer de esos fue el Urraco, un auto que hoy podría ser parte de tu colección.

Claramente la asequibilidad no duró mucho con Lamborghini y pronto el Urraco pasó de ser un modelo accesible a uno de los más raros de Raging Bull, siendo un magnífico ejemplar de autos clásicos.

El auto en cuestión es un ejemplar de preproducción número 19 y se fabricó en noviembre de 1972. Hay varias diferencias entre los modelos de preproducción y el modelo de producción normal, entre ellas está la insignia de la tapa del maletero y los detalles del interior.

El Lamborghini tenía un llamativo color arancio con interior negro/grigio; respecto al diseño el coupé tenía un diseño escrito por Marcello Gandini, el responsable del Miura y el Countach, de ahí sus líneas limpias.

Urraco corría gracias a un motor V-8, a diferencia del V-12 de la mayoría de sus deportivos, y este ejemplar además tiene un molino de 2.0 litros que fue reconstruido por un antiguo mecánico de Lamborghini.

Después de su salida al mercado, el Urraco fue parte de la colección de un italiano, para 1992 fue guardado en un garaje y permaneció allí duramente más de dos décadas, hasta que en 2014 fue adquirido nuevamente por un comprador italiano  

Fue ese dueño quien se encargó de restaurarlo con el objetivo de preservarlo y llevarlo al pináculo de la originalidad. Durante la restauración se repintó con el color original.

A pesar de tener varios dueños el auto pasó buena parte de estos años guardado, por ello apenas marca 64 mil kilómetros en el odómetro.

Lamborghini Urraco
Fotografías: Weekend Heroes

Para 2016 nuevamente se puso a la venta, esta vez fue un entusiasta alemán quien lo hizo parte de su colección de autos deportivos GT italianos y ahora nuevamente es puesto a la venta por Weekend Heroes por 105 mil euros, aproximadamente 110 mil dólares.

Pixel Pixel