Si piensas que un Ford Mustang 67 no puede mejorar necesitas leer esto

Para algunos tener un Ford Mustang 67 original en su garaje es motivo de orgullo y reconocimiento, para otros llevarlo a un nuevo nivel es una oportunidad que no van a desaprovechar.

Un Mustang restomod hace que todo luzca mejor, no solo para el dueño sino también para aquellos que desde lejos lo ven pasar. Este muscle car además de ser uno de los favoritos de muchos fue también el modelo de primera generación que alcanzó la punta de la fama gracias a Bullitt y Steve McQueen.

Todos sabemos que el Mustang 67 es bastante original, pero el dueño de este modelo quería que fuera no solo original, sino único.

Empecemos por el motor, el original fue cambiado por un motor Ford Crate V8 de 6.7 litros enviado desde Estados Unidos hasta Ciudad de Cabo, Sudáfrica, lugar en donde vive su dueño.

Además, el propietario optó por los beneficios de la tecnología agregando la inyección de combustible en lugar de los carburadores muy de la vieja escuela. Aunque un V8 es poderoso para este muscle car ya no era suficiente, ¿el siguiente paso? Sobrecargarlo, esto significa que ahora tiene una potencia de 800 caballos de fuerza y 1100 Nm de torque.

Cualquiera que sueñe con el rugir de un buen motor deleitará sus oídos con el sonido salvaje de este Mustang.

La carrocería está pintada de un negro brillante con una clásica franja central en negro mate, todo a juego con el decorado de los rines deportivos con un acabado también negro.

Si eres propietario de un Mustang y te interesa un proyecto como este está de más decir que no será nada barato pues solo el stock car cuesta alrededor de 70 mil dólares. Según la cantidad de caballos se sumarían a la cuenta entre 15 y 30 mil dólares sin mencionar que aún faltaría el trabajo de pintura, mejoras mecánicas y horas de trabajo, pero claro, un restomod no iba a ser barato.

Pixel Pixel