¿Por qué Candela C-8 es considerada el iPhone de los barcos?

Cuando se trata de innovar, el camino a tomar es romper las reglas existentes y establecer nuevas, Candela C-8 es el nuevo yate eléctrico diseñado por Candela Speedboat para competir con los modelos tradicionales, pero con un 80% menos de consumo de energía.

El nuevo modelo de 28 pies es el sucesor más grande del anterior modelo de la empresa, el C-7, el cual debutó el año pasado y se consideró como un barco disruptivo que solo tuvo 30 unidades vendidas hasta el día de hoy.

Candela C-8
Fotos: Candela Speedboat

El C-8 se creó para atraer a un mercado más amplio, venderse por miles y principalmente competir con las tradicionales lanchas rápidas a diésel o gasolina en la clase premium de 28 a 29 pies.

Candela C-8, creado para conquistar el mar

El Candela C-8 es una lancha de alta velocidad sin emisiones, golpes o ruido. Su casco está hecho en fibra de carbono que, según la empresa, es mucho más eficiente que el de un barco de planeo tradicional.

La embarcación está equipada con un sistema de hidroala de próxima generación con un conjunto de sensores y aviónica mejorados, esto permite que el Candela C-8 se eleve por encima de las olas con menos resistencia y más velocidad que los barcos convencionales.

Las láminas retráctiles y el motor eléctrico se extienden cuando el Candela C-8 alcanza una velocidad de 16 nudos y se ajustan en tiempo real para garantizar un vuelo suave y perfectamente nivelado aún cuando el agua no esté en total calma.

Sobre el alcance, la lancha puede cubrir unas 50 millas náuticas, considera el rango más largo ofrecido por cualquier barco eléctrico. Está equipado con una batería de 44 kWh que se puede recargar con relativa rapidez en unas dos horas, lo que se traduce en un 95% menos gasto que conducir un barco de gasolina o diésel.

Mucho más espacioso que el C-7, la cabina tiene espacio para hasta 8 marinos. Al interior, se encuentra una tumbona, un sofá, tres sillas orientadas hacia el frente, debajo de la cubierta el barco cuenta con una cabina en la que pueden dormir dos adultos y dos niños, así como un baño con ducha.

Al igual que un Tesla, el C-8 está equipado con un sistema de piloto automático para mantener el rumbo y una gran pantalla táctil de 15.4 pulgadas para monitorear la navegación.

El equipo detrás de Candela lo describe como el ‘iPhone de los barcos’, principalmente por su alta tecnología que ofrece un gran confort y «la mejor experiencia» de conducción

Los primeros barcos se entregarán a los clientes durante la primavera del 2022 y tendrá un precio aproximado de 339 mil dólares.

Pixel Pixel