Todo lo que tienes que saber de la nueva generación de Corvette: el C8 2020

Corvette c8 2020

¿Existe un coche más americano que el Chevrolet Corvette? No se puede negar que innumerables entusiastas creen que esto es verdad. Es que con la versión C8 las expectativas fueron altas, como en ninguna otra ocasión.

Esto se debe a que, después de años de rumores y especulaciones, el Corvette Stingray C8 2020 fue la primera versión del modelo en presentar un diseño de motor central.

Para los fanáticos de Corvette, esa noticia fue trascendental. Después de todo, mover el motor hacia atrás probablemente permitiría que el automóvil compita más directamente con sus pares europeos de alto rendimiento.

Sin embargo, es probable que también haya alterado su aspecto característico: una ubicación en el motor central significó un nuevo chassis. De hecho, Chevy aprovechó la oportunidad para reinventar por completo el diseño del Corvette, descartando más de unas pocas características distintivas para el nuevo C8, incluida la nariz alargada de sus predecesores.

El resultado es un automóvil deportivo que parece preparado para competir por la atención, no sólo con los devotos estadounidenses, sino también con los coleccionistas de superdeportivos europeos.

Motor, especificaciones y rendimiento

Cualquier discusión sobre el C8 Corvette sólo puede comenzar en un lugar: el motor. Después de 67 años de compromiso con una configuración de motor delantero para el Corvette, Chevrolet decidió iniciar la nueva década reposicionando la central impulsora del automóvil detrás de los asientos del conductor y del pasajero. Y este no es un motor cualquiera, es un LT2 V-8 de 6.2 litros totalmente nuevo y aspirado.

Si bien el motor, que está acoplado a una transmisión automática de doble embrague de 8 velocidades, no es tan diferente del que se presenta en el C7, es más poderoso, brindando 490 hp y 465 libras pie de capacidad de torsión.

En cuanto a la tracción, su nuevo tren de fuerza permite que el automóvil se mueva de cero a 100 kmh en menos de tres segundos y puede completar el cuarto de milla en poco más de 11 segundos y alcanzar una velocidad máxima de casi 300 kmh.

Corvette

Y si esto no es suficiente para el consumidor, un paquete de rendimiento Z51 aumentará las cifras de caballos de fuerza y ​​torque a 495 hp y 470 de torque. Una cosa a tener en cuenta: solo hay una opción de transmisión, algo que ha causado consternación entre los fieles.

Para ayudar a administrar toda esa potencia, el C8 Corvette tiene un selector de modo de conducción que permite elegir entre seis modos, incluidos Tour, Sport, Track, Weather, MyMode y Z Mode (los dos últimos son personalizables).

También está equipado con un sistema de frenos antibloqueo en las cuatro ruedas, con frenos de disco y pinzas de cuatro pistones en cada esquina.

El paquete Z51 también incluye un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, una nueva relación de transmisión final, un sistema de enfriamiento mejorado para los frenos, además de una suspensión mejorada y un escape de alto rendimiento.

Un nuevo exterior

Como cualquier otro vehículo, el icónico automóvil deportivo ha visto cambiar su forma y diseño desde que se presentó en 1953. Pero de generación en generación, ninguna revisión de diseño ha sido tan disrruptiva como la del C8.

Durante los últimos 25 años, aproximadamente, cuando el C5 debutó a mediados de los 90, hemos podido ver la generación anterior de «Vettes» dentro del diseño de la nueva iteración. Eso se detiene con el C8, ya no se parece al original.

Chevrolet utilizó el cambio en el diseño como una oportunidad para alterar el perfil del Vette, descartando algunas de sus características de marca registrada. Atrás quedó la nariz larga y característica y la parte trasera ligeramente cuadrada.

Corvette

El frente todavía llega a un pico, pero el resto de líneas y ángulos son más nítidos y la cabina se ha movido hacia adelante debido a la nueva ubicación del motor.

Ese cambio libera al auto de la elegante elegancia que ha sido parte de su forma desde los años 60, pero le da un nuevo espíritu. Este es un vehículo diseñado para la velocidad, y lo parece. El rediseño, disponible como coupé y convertible, le da al vehículo una estética decididamente más europea.

Interior e infoentretenimiento

Pero no es solo el exterior del automóvil lo que ha sido renovado. Dentro del C8 se encontrará una cabina que en realidad parece el interior de un avión de combate futurista.

Al sentarse en el asiento del conductor de baja altura, verá un volante rectangular, que incluye dos grandes levas de cambio. Detrás de eso hay un grupo de instrumentos digitales de 12 pulgadas, que incluye un nuevo tacómetro, para ayudar a realizar un seguimiento del desempeño de la unidad mientras conduce.

Corvette
2020 Chevrolet Corvette Stingray

Integrada en la consola central hay una pantalla de información y entretenimiento de 8 pulgadas que está en ángulo hacia el conductor. Equipado con el sistema Infotainment 3 Plus de General Motors, que cuenta con conectividad Bluetooth, un punto de acceso móvil 4G y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

2020 Chevrolet Corvette Stingray

El vehículo también está equipado con un sistema de audio Bose de 14 bocinas de alto rendimiento de uso audiófilo. También tendrá tres estilos diferentes de asientos de cubo para elegir, así como una variedad de opciones de colores y materiales, que incluyen cuero Napa y microfibra de gamuza (Alcántara).

Y para aquellos preocupados por el espacio de carga debido a los cambios de diseño, el C8 ofrece un compartimento delantero y un maletero trasero que todavía tiene espacio para dos juegos de palos de golf.

De primera mano

Este es un automóvil que quiere ser mencionado al mismo tiempo que Lamborghinis y McLarens, por lo tanto es preciso conocer su segmento y qué esperar de él.

Es importante recordar que el modelo 2020 es la primera entrega del C8. En promedio, las diferentes generaciones de Vette han logrado quedarse durante más de ocho años. Eso le da a la marca algo de tiempo para mejorar el automóvil y encontrar su magia.

Al igual que el año pasado, el ‘Vette comienza en 59,995 dólares (casi 1.4 millones de pesos -mdp-) para el coupé y 67,495 dólares (o 1.5 mdp) para el convertible. Por supuesto, con una lista casi interminable de opciones y niveles de equipamiento, su precio puede subir rápidamente, con un convertible completamente cargado disponible por más de 100,000 dólares.

Formas de personalizar

En cuanto a las nuevas opciones, hay dos acabados exteriores para elegir (Red Mist Tintcoat y Silver Flare Metallic), dos nuevos esquemas de color para el interior (Sky Cool Grey y Yellow Strike) y puedes agregar rayas de carreras o de aguijón.

Sin embargo, lo más emocionante de todo es que el Magnetic Ride Control del paquete de rendimiento Z51 ahora está disponible como una opción independiente.

No obstante, para los amantes de la velocidad, corren rumores que una variante Z06 de alto rendimiento con un motor V-8 DOHC de 32 válvulas y 5.5 litros de 600 hp podría llegar el próximo año.

Por Bryan Hood.

Pixel