Nemesis One conquistará el mar a 50 nudos y a ti con su lujoso diseño

Nemesis Yachts tiene la visión de como debe lucir el futuro de la navegación, es así que no es de extrañarse su nuevo lanzamiento, Nemesis One, un yate de lujo de vela con foil que promete ser el más rápido del mundo.

Con 332 pies, este nuevo concepto de yate será totalmente eléctrico y más rápido que un superyate de gasolina, sin llegar a ser un barco de carreras. Nemesis One será impulsado por la vela de ala patentada por “OCEANWINGS” de VPLP Design, haciendo que este yate de alta tecnología sea más como un caza furtivo que un yate de vela convencional.

Si bien su velocidad de crucero es de 35 nudos, no es nada comparado con los 50 nudos que es capaz de alcanzar cuando sus hidroalas, controladas por computadora, están completamente acopladas. Esta misma ala se ajusta automáticamente al ángulo, inclinación y giro, tomando siempre en cuenta el viento y las condiciones climáticas.

Si parecía ya haber cumplido altas expectativas, este yate será cero emisiones. Impulsado por una propulsión retráctil de hidrógeno y electricidad no tendrá la necesidad de ningún tipo de combustible fósil, además de este combustible de hidrógeno, tendrá hasta 750 metros cuadrados / 8073 pies cuadrados de paneles solares que generarán 150 kW de energía para recargar las baterías.

Nemesis One se despide del clásico concepto operativo de ‘tirar líneas y maniobrar velas’, esto debido a la velocidad que es capaz de alcanzar. Para minimizar aún más los requisitos de la tripulación, se implementaron controles hidráulicos y eléctricos de ultima generación.

Una parte fundamental para navegar en alta mar es la seguridad, por ello Nemesis Yachts equipó al Nemesis One con sensores inteligentes LiDar, radar láser, que capturará con precisión los alrededores del yate, incluyendo el estado del mar, altura, forma y frecuencia de las olas.

Sin olvidar que la comodidad y el lujo no están peleados con la velocidad, los cuartos de este yate están diseñados para parecerse a los de un hotel de lujo. Sus ‘módulos vivos’ son desmontables y se pueden intercambiar según las circunstancias, haciendo de él una máquina de velocidad sencilla.

Los lujos, la velocidad, seguridad y la tecnología de última generación del Nemesis One tendrá un costo de 90 millones de dólares.

Pixel Pixel