La NASA y Boeing están listos para revolucionar la industria aeronáutica

Después de otorgar un premio a The Boeing Company por su proyecto de demostración de vuelos sostenibles, la NASA anunció un acuerdo colaborativo en el que agencia y empresa trabajarán en una nueva generación de aviones de pasajeros ecológicos.

El primer paso de esta unión busca construir, probar y volar un avión de demostración a gran escala y validar tecnologías destinadas a reducir las emisiones y aumentar la eficiencia del combustible.

Los aviones, especialmente los de pasillo único, representan el caballo de batalla de muchas aerolíneas y, debido a su uso intensivo, representan la mitad de las emisiones de la aviación en todo el mundo.

NASA Boeing
Fotografía: NASA/Joel Kowsky

La NASA busca que las pruebas del proyecto, que terminarán a finales de la década de 2020, arrojarán nuevas tecnologías y diseños que puedan guiar las decisiones de la industria sobre la próxima generación de aviones que entrarían en servicio para la década del 2030.

Durante los siguientes 7 años, la NASA invertirá 425 millones de dólares, mientras que Boeing contribuirá con el resto de la financiación del acuerdo, cifra que ronda los 725 millones de dólares, además la agencia contribuirá con su experiencia técnica e instalaciones.

Por ahora estarán enfocados en desarrollar y probar un avión de demostración Transonic Truss-Braced Wing a gran escala.

NASA Boeing
Fotografía: NASA

El concepto de ala arriostrada de Transonic involucra un avión con alas delgadas y extralargas estabilizadas por puntales diagonales. Este diseño da como resultado un avión que es mucho más eficiente en combustible que un avión de pasajeros tradicional debido a una forma que crearía menos resistencia, lo que resultaría en un quema menor de combustible.

El objetivo es que la tecnología que se use en el avión, combinada con otros avances en los sistemas de propulsión, los materiales y la arquitectura de los sistemas, resulte en la reducción del consumo de combustible y de las emisiones de hasta un 30% en relación con los aviones de la actualidad.

El Demostrador de Vuelo Sostenible ayudará a Estados Unidos a lograr cero emisiones netas de carbono de la aviación para 2050, uno de los objetivos ambientales articulados en el Plan de Acción Climática de la Aviación de Estados Unidos de la Casa Blanca.

Pixel Pixel