Jason Momoa electrifica su clásico Rolls-Royce Phantom de 1929

Traigan a Jason Momoa porque junto a la empresa británica pionera en tecnología de vehículos eléctricos, Electrogenic, nos darán una clase sobre cómo hacer que el futuro combine de manera casi perfecta con el pasado.

Lo que el actor de Aquaman, Juego de Tronos y Dune acaba de hacer solo se podría describir como la unión del lujo vintage con la tecnología de vanguardia y se trata del proceso en el que electrificó su antiguo Rolls-Royce Phantom II de 1929.

Jason Momoa logró electrificar su Rolls-Royce Phantom de 1929

Video: Electrogenic

Yéndonos un poco al pasado, el automóvil fue construido en 1929 y comprado por Jason Momoa en 2021, pero incluso desde que el actor lo adquirió tenía la visión de hacer de él un modelo silencioso y eléctrico y por fortuna se topó con Electrogenic.

Video Recomendado

Para la marca británica este fue el mejor ejemplo de un excelente servicio personalizado, en el cual se hicieran realidad las peticiones de un cliente aun si estas significaban abrir un coche extraordinario y equiparlo con una transmisión impecable.

En el pasado el Rolls-Royce Phantom II fue el pináculo de la serie 40/50 CV, con un bastidor más bajo para mejorar el manejo, servoasistencia para frenar a más de 20 mph y un sistema de lubricación centralizado.

Para lograr electrificarlo no se cortó ni perforó nada, se quitaron algunas piezas y se agregaron otras, pero finalmente se hizo realidad el sueño que también tenían Charles Rolls y Henry Royce.

Jason Momoa Rolls-Royce
Fotografías: Electrogenic

El primer desafío estaba en garantizar que el Rolls-Royce mantuviera su carácter, reemplazando una obra de arte por otra, mientras que para el exterior Jason Momoa fue clave en maximizar el alcance artístico permitiendo que, aunque con algunas mejoras, siguiera luciendo como un modelo construido en 1929.

Otro desafío fue preservar y actualizar el sistema de lubricación del chasis centralizado, totalmente mecánico y de flujo continuo, pero probablemente el mayor de los retos fue rediseñar el sistema de frenos operado por el cable original para que funcionara con la arquitectura EV avanzada.

Jason Momoa Rolls-Royce
Fotografías: Electrogenic

Los obstáculos de ingeniería se superaron con soluciones creativas, como reinventar el sistema de frenos original. El resultado es una experiencia de conducción que honra la herencia del Phantom y al mismo tiempo ofrece comodidad y confiabilidad modernas.

Ahora el Phantom de Jason Momoa tiene una batería de 93 kWh, misma que alimenta un motor eléctrico montado entre los rieles del chasis a través de una transmisión directa personalizada de una sola velocidad que entrega 1,000 Nm al eje de transmisión.

Finalmente, el modelo dispone de carga rápica CCS y un maravilloso sistema de sonido bluetooth, La información para el conductor se proporciona reutilizando todos los indicadores originales y es hasta que presionas el motor de arranque que se nota que algo ha cambiado.

Jason Momoa capturó todo el proceso de electrificación de su Rolls-Royce Phantom II en una serie de Discovery Plus y HBO Max llamada ‘On the Roam’.

Pixel Pixel