Flying Spur Mulliner, el auto más lujoso de Bentley, llega en su versión híbrida

Durante la reciente Monterey Car Week, el fabricante de automóviles británico decidió revelar sus seis nuevos Bentley. Dentro de ellos destaca el debut de su primer modelo electrificado, el lujoso Flying Spur Mulliner.

La firma ha combinado un rendimiento sin esfuerzo, un diseño perfectamente esculpido y una tecnología magistral para crear este automóvil tan lujoso como ecológico, que se disfruta al volante y, también, desde los asientos traseros.

Flying Spur Mulliner Bentley
Fotos: Bentley

LUJO A SU MÁXIMA EXPRESIÓN

El exterior del híbrido muestra un sofisticado diseño, que esta acentuado por una parrilla delantera de «doble diamante» y una parrilla delantera inferior cromada que se combinan con las rejillas de ventilación de la marca de la división y las tapas de los espejos pintados en plata satinada.

Sus rines de 22 pulgadas cuentan con tapas de rines auto nivelantes que permanecen en posición vertical mientras giran las ruedas en un acabado pulido y pintado de gris. En su capó, vemos el distintivo adorno de la firma Bentley Flying B, que se despliega electrónicamente.

El interior se devela aún más exclusivo, pues está equipado con el acolchado característico de Mulliner con el patrón «Diamond-in-Diamond», el cual utiliza un proceso de bordado con 712 puntadas para formar cada diamante y que tarda 18 meses en desarrollarse. Esta forma geométrica, también, la vemos en el acabado de las consolas central y trasera.

El panel de instrumentos LED del conductor luce nuevos gráficos Mulliner y el volante está calentado. La pieza central del tablero es un reloj Mulliner plateado cepillado, y un techo corredizo panorámico deja entrar la luz para mejorar el ambiente en la cabina.

Otra característica que se despliega automáticamente con un botón, son las mesas de picnic que hay para cada pasajero de la parte trasera, semejantes a las que hay un jet privado.

FLYING SPUR MULLINER,

UNA CELEBRACIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD

El Flying Spur Mulliner, no solo se muestra como un modelo de gran elegancia y exclusividad, también, es un paso más para Bentley en lograr su plan Beyond100, que tiene como objetivo, convertirse en carbono neutral con un rango completamente electrificado para 2023.

Está equipado con un híbrido V6 de 2.9 litros. El motor, con un motor eléctrico, permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, con una velocidad máxima de 285 km/h. Puede que no sea el motor más rápido que ofrece Mulliner, pero sí el más ecológico.

Al contar con un sistema híbrido, se pueden disfrutar de tres modos de conducción: usando solo gasolina, el modo EV Drive que usa solo energía eléctrica y que es más ideal para viajes cortos, o la combinación de ambos al mismo tiempo.

Para este último, el Flying Spur Mulliner, cuenta con un sistema de navegación que funciona en Predictive E-Mode, el cual analiza todo lo que involucra el trayecto  y establece así, la ruta más directa. De esta manera, logra ajustar de forma autónoma el equilibro ente gasolina y energía eléctrica para alternarlos a lo largo del viaje y  minimizar la emisiones, haciendo del Bentley un auto no solo sostenible, sino, inteligente.

El precio de esta belleza híbrida de Bentley, aún no esta disponible. Pero, sin duda, el nuevo Flying Spur Mulliner, es parte de un nuevo estándar para los coches híbridos de lujo, que valdrá su precio sólo por contribuir a la mejora ambiental en el planeta.

Pixel