Después de 50 años, Ferrari regresa a competir en Le Mans con este 499P Hypercar

Han pasado 50 años desde que Ferrari compitió por última vez en Le Mans, por supuesto su regreso tenía que estar enmarcado por una gran entrada y que mejor que hacerla con el 499P Le Mans Hypercar.

Presentado durante el pasado fin de semana en Imola, el prototipo deportivo, que competirá en la nueva clase LMH del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA, es el primero del fabricante de automóviles para competir en la competencia desde 1971.

Ferrari hypercar
Fotografías: Ferrari

Su llegada no era del todo una sorpresa, en marzo del 2021, el Cavallino Rampante dio las primeras pistas sobre su regreso a la histórica carrera de resistencia.

Video Recomendado

Durante sus años de participación en la famosa carrera de resistencia Ferrari fue una de las fuerzas dominante en esta carrera durante el siglo pasado, ganando su carrera más importante nueve veces, incluidas seis seguidas entre 1960 y 1965.

Ferrari hypercar
Fotografías: Ferrari

El Ferrari 499P Hypercar es similar al resto de sus pares, se desplaza cerca del suelo y tiene un diseño ultra aerodinámico que incluye guardabarros grandes, una cabina de burbuja y un alerón trasero gigante. Lo que lo hace diferente a los demás son sus líneas curvilíneas y su luz trasera de una sola tira.

El 499P está propulsado por un V-6 de 2.9 litros montado en la parte trasera central, que comparte arquitectura con los motores que se encuentran en el auto de carretera 296 GTB y el 296 GT3 de carreras.

El molino cuenta con la asistencia de un motor eléctrico montado en la parte delantera conectado a un paquete de baterías de 900 voltios que se recarga durante la aceleración y el frenado. La configuración se combina para producir 680 hp con límite reglamentario, así como una transmisión Xtrac de siete velocidades que envía potencia a las cuatro ruedas.

Ferrari ya ha completado 7,500 horas de pruebas con el 499P. El auto ya está listo para hacer su debut competitivo el próximo mes de marzo en las 1,000 Millas de Sebring en Florida.

Pixel Pixel