Este dispositivo puede hacerte volar a 10,000 pies a una velocidad de 110 MPH

Franky Zapata se hizo un nombre en la década de 1990 con su equipo de Jet-Ski Zapata Racing. Luego pasó de ganar siete títulos mundiales en Europa a desarrollar una serie de juguetes voladores conectados a chorros de agua que te impulsan por encima del agua.

Posteriormente montó un espectáculo acuático itinerante con atletas manejando esos juguetes con una producción al nivel de Hollywood.

Pero, ¿qué pasa, pensó Zapata, si te deshaces de las mangueras y usas motores a reacción reales, como los que se usan en mochilas propulsoras y motocicletas voladoras?

Flyboard Air

El Flyboard Air es el avión con motor a reacción más pequeño del mundo, un hoverboard que hace que la patineta de propulsión nuclear de Marty McFly parezca un juguete. Además, se vuela con un control de una sola mano.

Flyboard Air
Cortesía Zapata Racing

Zapata logró un récord mundial Guinness por el vuelo más lejano con un hoverboard de 1.4 millas, y en 2019 cruzó con éxito el Canal de la Mancha, con una mochila llena de combustible para aviones para repostar a mitad de camino y un paracaídas. Dos helicópteros militares franceses escoltaron a Zapata en el vuelo de 20 minutos.

El inventor francés mostró recientemente su nuevo eVTOL para una persona llamado Air Racer, que tiene un diseño similar al Jetson One y al RotorX Dragon.

Flyboard Air
El avión a reacción más pequeño del mundo. Cortesía Zapata Racing

Pero su pasión sigue siendo el Flyboard Air, que Zapata continúa modificando y exhibiendo en diferentes eventos, incluyendo carreras de Fórmula 1, las 24 Horas de Le Mans y, más recientemente, el centenario del aeropuerto de Marsella-Provenza, donde nació Zapata.

El Flyboard Air es propulsado por chorro, o lo que la compañía llama la Unidad de Propulsión Independiente, y tiene cinco turbinas que ofrecen una velocidad máxima de casi 110 mph (aunque se regulará a 60 mph más controlables), una altitud potencial de 10,000 pies, y unos 10 minutos de tiempo de vuelo. Su jinete tiene que pesar menos de 250 libras.

Zapata en el Flyboard Air.

Lo único malos es que el Flyboard Air nunca estará disponible comercialmente, aunque la compañía dice que tiene el mismo comportamiento operativo que su ESH Flyboard Pro Series de chorro de agua. Entonces, la experiencia se reserva al dispositivo que trabaja con manguera de agua.

Apodado el Hombre Volador, Zapata no tiene intención de reducir la velocidad. Más allá del lanzamiento de su Air Racer, acaba de completar una exposición de arte en Nueva York. Su “baúl volador” se encontraba entre las 200 imágenes expuestas que reinventaron el equipaje en honor al bicentenario de Louis Vuitton.

Nota publicada previamente por Michael Verdón en Robb Report US

Pixel