Renault Suite No 4, un lujoso cuarto de hotel sobre ruedas

Como parte del 60 aniversario del Renault 4, la marca francesa le ha pedido al diseñador Mathieu Lehanneur una versión actual. Y su propuesta fue la Suite No 4, que es como una lujosa habitación de hotel sobre ruedas.

Suite No 4 tiene las mismas dimensiones y apariencia del mítico auto, pero con algunos cambios. En este concepto es la parte trasera la que ha tenido más cambios, pues se ha convertido en un salón con vista panorámica gracias a las grandes ventanas de policarbonato y cristal que se le añadieron.

Por un lado, la parte frontal respeta la estética del modelo original, pero Lehanneur ha añadido una parrilla en aluminio pulido con un efecto ondulante.

El techo cuenta con una serie de paneles solares que garantizan la entrada de luz y al mismo tiempo ayudan a cargar la batería del coche, planteado como un modelo 100% eléctrico.

Por fuera, igual; por dentro, renovado

El Renault Suite No. 4 está planeado para dar una sensación de ser una habitación rodante, y con ese objetivo los asientos están tapizados en un tejido de chenilla en color claro que va combinado con cojines amarillos.

Este amarillo es el mismo tono elegido para forrar los asientos delanteros y el salpicadero, además, el auto cuenta con un asiento de madera que sale de la parte trasera como si fuera un cajón cuando el portón está abierto.

Al exterior, se le han aplicado tres capas de una pintura novedosa que busca imitar el acabado del cemento, con la intención de darle un toque arquitectónico al chasis del vehículo, como parte de la firma de su diseñador.

Lehanneur reflexionó sobre la revolución que vive el sector automovilisttico en la actualidad, diciendo que lo que impora ahora tiene que ver con la experiencia de usar el auto.

«El coche era un medio de transporte del punto A al B, y ahora se ha convertido en un aliado para vivir una experiencia. El arte de viajar es más importante que el destino. No importa dónde está A, quién sabe cuando llegaremos a B, lo que cuenta es lo que pasa en el camino.»

Pixel