Finalmente entra a producción el primer Aston Martin Valkyrie

Hace cinco años que fue presentado un concept car que velozmente se convirtió en un referente de la velocidad y uno de los vehículo más esperados que, al fin se reporta listo y ha entrado a producción. Hablamos, por supuesto, del hypercar Aston Martin Valkyrie.

Como su anuncio fue hace 5 años es justo hacer un pequeño recordatorio sobre esta joya automotriz. El Valkyrie es fruto de la participación de Red Bull Racing con Aston Martin, por tanto, su diseño se acerca lo más posible a un automóvil de Fórmula 1 sin estar restringido exclusivamente a la pista.

Ahora si podemos volver al auto; el nombre, increíblemente especial, evoca connotaciones de poder y honor, como si hubiera sido elegido por los mismos dioses.

Fue el 4 de noviembre que el fabricante británico anunció que el Aston Martin Valkyrie ya no era únicamente un concept, sino un vehículo completamente funcional que está más que listo para llegar con su dueño en las próximas semanas, arribando dos años antes de lo esperado.

Aston Martin Valkyrie
Fotos: Aston Martin

Solo basta verlo para suponer el meticuloso trabajo que hay detrás de cada una de las unidades. El Valkyrie tiene un equipo especializado que se asegura de que todo sea perfecto desde la producción hasta el momento en que llegue a su nuevo hogar. Todas las unidades serán construidas a mano, lo que significa más de 2,000 horas de trabajo en cada uno.

No hay un auto igual al Valkyrie, su exterior aerodinámico es llamativo y un suelo radiante abierto maximiza la carga aerodinámica y aprovecha la atmósfera a su alrededor. La carrocería está hecha a partir de fibra de carbono con el característico contorno de parrilla superior.

Todo está hecho en fibra de carbono y no hay un solo componente de acero en la estructura, lo que minimiza la carga y maximiza la relación potencia-peso.

Su rendimiento fuera de este mundo proviene del motor V12 de 6.5 litros desarrollado con Cosworth. Completamente diferente de un sistema híbrido tradicional, el V12 mejor el par durante el despegue y utiliza el motor eléctrico para aumentar la potencia. Su entrega final es de 1140 BHP.

Eso sí, el sueño será realidad sólo para unos pocos, pues solo se fabricarán 150 coches de carretera y según diversos medios su costo podría rondar los 3 millones de euros.

Pixel Pixel