Construir el Aston Martin DB5 en tamaño real solo necesitó de 350 mil bloques de Lego

James Bond tiene licencia para construir su auto favorito en Leicester Square, Londres, pues, celebrando la reciente renovación de la que ahora es la tienda más grande de la compañía de juguetes danesa, se construyó un Aston Martin DB5 en tamaño real del cual el 007 estaría muy orgulloso.

Es posible que el DB5 hecho de ladrillos no sea capaz de hacer casi ninguna de las cosas que su contraparte de la pantalla grande, pero eso no lo vuelve menos impresionante.

El auto de tamaño completo está hecho a partir de 347,954 ladrillos de plástico e incluso se le agregó una matrícula giratoria como el auto real cargado de artículos de súper espía.

Fotografías: Twitter: @007

Un Aston Martin DB5, casi igual que el original

Para crear con toda precisión esta réplica se necesitó de mucho tiempo y esfuerzo. El modelo completo requirió de 1,366 horas, algo así como 57 días, y si bien un solo ladrillo es bastante liviano, 350 mil de ellos no lo son. Según se informa, el vehículo completo pesa una tonelada imperial que son aproximadamente 1016 kilos.  

Su estatus de ‘juguete’ no impidió que se agregaran algunas partes funcionales como faros que prenden y un panel de instrumentos iluminados, así como la ya mencionada matrícula giratoria.

Además del Aston Martin DB5 de tamaño real habrá una exhibición de Harry Potter y uno de los clásicos autobuses londinenses de dos pisos, pero nada tan grande como el Árbol del Descubrimiento que tendrá más de medio millón de piezas.

Regresando al auto, esta no es la primera vez que Aston Martin y Lego están involucrados.

En 2018 se lanzó un modelo muy detallado del gran turismo como parte de la línea Creator Expert, el set incluía ametralladoras e incluso un asiento eyector que funcionaba. Asimismo, recientemente se lanzó un DB5 más pequeño que puede funcionar como una decoración de escritorio.

Pixel Pixel