Con el espíritu de un auto de F1, Monaco de Bandit9, te devuelve la alegría de conducir

Bandit9 Monaco

Carrera tras carrera, la Fórmula 1 continúa aumentando su popularidad en todos los rincones del mundo y con ello las ganas de los fanáticos de correr, por lo menos una vez, uno de estos impresionantes autos de alta potencia.

A partir de ahora esto ya no será un simple deseo, sino una realidad gracias a Bandit9 y su nuevo auto Monaco.

Bandit9, fundada por Daryl Villanueva, es una empresa que siempre se ha caracterizado por diseños que parecen haber salido de una película de ciencia ficción, Monaco no es la excepción. Se trata de un automóvil deportivo que busca devolverle el enfoque, la habilidad y la alegría a conducir.

La anatomía detrás de la creación de Bandit9, Monaco

Más allá de simplemente nombrarlo un auto, Bandit9 lo describe como una plataforma, una hecha en fibra de carbono, material casi indestructible, que funge como un lienzo en blanco esperando a ser personalizado según el estilo de la carrera.

El chasis tiene un solo asientos y la altura es relativamente baja y con un tono agresivo para adquirir aún más la apariencia de un automóvil de la Fórmula 1, que se complementa con un tren motriz ubicado en la parte trasera y un juego de ruedas de disco aerodinámicas livianas.

Monaco está impulsado por el mismo motor eléctrico y baterías LFP de un Tesla Model S, con esto es posible que el vehículo produzca hasta 536 caballos de fuerza y 445 libras-pies de torque, así como lograr una aceleración de 0 a 60 en 2.7 segundos y cubrir 250 millas con una sola carga.

Esto es más rápido y mucho más fuerte que la mayoría de los muscle cars modernos.

Al igual que los autos de Fórmula 1, el motor y las baterías de Monaco están ubicados en la parte trasera con el puro objetivo de transferir la potencia del motor a la pista. Su peso empuja las ruedas hacia el suelo proporcionando más agarre mecánico y reduciendo las posibilidades de que las ruedas puedan patinarse.

Bien dice Bandit9 que, aunque la aerodinámica es importante, no es muy factible en los autos de carreras. Lo que buscaron con Monaco es alcanzar el equilibrio perfecto para producir una buena cantidad de carga aerodinámica, reducir la fricción y mantener los componentes frescos para que el auto pueda correr todo el día sin sobrecalentarse.

Para que nunca te quedes sin batería, Monaco viene con una estación de carga en casa, es rápido, flexible y la forma más económica de cargarlo.

El interior proporcionar una sensación más cercana a la cabina de un avión de combate, el control es muy similar al de los pilotos de carreras y el diseño se despide de los retrovisores para abrirle paso a una cámara táctica que ofrece una visión panorámica de alta definición de 1080p.

Monaco de Bandit9 ya está actualmente disponible para su configuración a partir de 150 mil dólares.

Pixel Pixel