Bugatti Chiron L’Ébé Edition, un homenaje a la hija de Ettore Bugatti limitado a 3 deportivos

Bugatti es una de esas marcas que muchas de sus creaciones están inspiradas por una gran historia, ya sean sucesos que marcaron el rumbo de la industria o, como en el caso del Bugatti Chiron L’Ébé Edition, anécdotas en torno al lugar que ocupó la familia del fundador de la marca.

Probablemente el nombre no te suene para nada conocido, pero L’Ébé Bugatti fue una de las hijas de Ettore, de ahí que la firma haya decidido usarlo para presentar el Bugatti Chiron L’Ébé Edition, una obra digna de despedir por lo alto el que será el último de los Chiron.

Bugatti Chiron L’Ébé, el cierre de una era

Como parte del homenaje, el fabricante agregó algunos detalles Art-Deco al diseño del deportivo. La carrocería hecha en fibra de carbono tiene un acabado azul, así como elementos decorativos en color dorado.

La firma de L’Ébé, también en color dorado, se puede apreciar en distintas zonas del deportivo, por ejemplo, en la parte inferior del alerón trasero, molduras de los umbrales de las puertas y en el interior en los reposacabezas de los asientos y por supuesto en la tapa del capó y las ruedas con el logo “EB”.

El interior no deja de ser elegante al integrar tapicería en tonos beige seda y azul, mientras tanto, los paneles de las puertas muestran la evolución e historia de los modelos de la casa como el Chiron, el Veyron y el EB110, solo por mencionar algunos.

Contrario al exterior e interior, la mecánica no presenta diferencias con respecto a los modelos convencionales, eso significa que al interior del capó se encuentra un motor W16 8.0 litros con cuatro turbocompresores que ofrecen una potencia de 1.500 CV.

Video: Instagram Bugatti

Con el Bugatti Chiron L’Ébé Edition el fabricante pone manos a la obra con su siguiente gran modelo, el cual ya está en desarrollo y se dice combinará un motor de combustión con una parte eléctrica que probablemente estará firmada por Rimac, a eso se le suma que continúa fabricando diez ejemplares del Cientodieci, que cuestan alrededor de 8 millones de euros cada uno.

Pixel Pixel