Por 68 mdd, esta mansión en Bel-Air incluye todo lo que puedas imaginar, incluso su propio aroma

Las cosas buenas toman tiempo, y la prueba es esta mansión llamada 1859 Bel-Air Road que tardó 7 años en construirse y convertirse en el símbolo de lujo que es hoy en día.

Esta maravilla modernista llega al mercado inmobiliario por 68 millones de dólares y su comprador se dará cuenta de inmediato que cada millón valió la pena, empezando por los 20 mil pies cuadrados de espacio que ofrece la propiedad.

1859 Bel Air Road fue diseñada por el galardonado estudio de arquitectura Tag Front y el diseñador de interiores de renombre mundial César Giraldo. La estructura se basa en elegantes curvas y líneas limpias, formas geométricas y un diseño contemporáneo que emana sofisticación y elegancia

La mansión está envuelta en un exuberante paisaje proporcionado por un muro viviente ecológico y un sendero sobre una llamativa fuente de agua que abarca 350 pies desde la fachada hasta la entrada a la casa.

Distribuidas a lo largo de tres pisos se encuentran 9 habitaciones y 12 baños. La sensación de libertad fluye en el primer piso en donde se ubica una terraza al aire libre que va de una sala estar formal y espacio de entretenimiento, hasta el rincón del desayunador y la cocina con una galera perfecta.

El nivel inferior permite una experiencia máxima de ocio y bienestar al ofrecer una sala de juegos, teatro, gimnasio con equipo exclusivo TechnoGym, salón de vinos con espacio para 1,152 botellas y un par de dormitorios.

Cada habitación sigue el patrón de la arquitectura moderna con amenidades de lujo, pero la que se lleva las palmas es la suite principal que es descrita como ‘un verdadero oasis’ al tener una chimenea, sala de estar, dos vestidores y una ducha tipo spa con bañeras, ducha de vapor y tocadores dobles.

Paredes de vidrio de tres pisos cubren una cala de bambú que expone el increíble paisaje del patio trasero en donde se encuentra una piscina infinita y un spa.

Pero uno de los rasgos que harán aún más distintiva esta mansión es su olor. Así como lo leíste, César Giralo recurrió al perfumista parisino Ex Nihilo para crear una experiencia olfativa personalizada para la mansión con un valor de 25 mil dólares.

Este costo incluye velas, brumas y productos para el cuerpo en el spa, cada uno colocado estratégicamente para que el aroma se sienta en cada rincón de la propiedad.

1859 Bel Air Road es una de las principales propiedades de tres niveles de Bel-Air, la primera y la última en su tiempo, siendo una mansión con impecable atención al detalle.

Pixel Pixel