‘Mountain house’ de Milad Eshtiyaghi luce como bloques de Tetris sobre un acantilado

Cada persona ha imaginado por lo menos una vez en la vida como sería la casa de sus sueños, pocas veces estas casas están desafiando la gravedad al borde de un acantilado y aún en menos ocasiones estas propiedades tienen un diseño tan peculiar que se asemeja a los bloques del juego de Tetris como lo hace Mountain house de Milad Eshtiyaghi.

Esta propiedad no apta para quienes le temen a las alturas se encuentra en Quadra Island, en la Columbia Británica.

El proyecto está diseñado para respetar la naturaleza existente a los alrededores y complementar el diseño de la casa como es el caso de su patio. La mansión se podría definir como una hilera de cajas que se conectan y se suspenden a un costado de un acantilado.

La casa se divide en tres niveles primarios, dos niveles están creados para albergar a la familia -primer piso para cocina, sala y comer y el segundo para los cuartos- y un tercer nivel tiene un espacio deportivo recreativo como una piscina en voladizo con fondo de cristal.

Cada módulo de la caja se abre hacia afuera gracias a una pared de acristalamiento de altura completa, estas se despliegan con un sistema de cable mecánico que convierte las ventanas en terrazas semi-exteriores.

Mountain house es un ejemplo perfecto de apertura y transparencia gracias a sus filas serpenteantes de cajas enclaustradas que permiten que durante todo el día entre luz natural a cada rincón y esquina con las mejores vistas naturales de Canadá.

Con un nombre tan acertado como lo es Mountain House, esta casa desafía la gravedad con su increíble estructura en voladizo, aprovechando al máximo la vista, ubicación y singularidad, ¿te gustaría vivir en un lugar así?

Pixel Pixel Pixel