Haz de Constellations, tu propio paraíso en las Islas Vírgenes Británicas

Las Islas Vírgenes Británicas han sido el destino al que los viajeros acuden cuando buscan unas vacaciones exclusivas y apartadas del bullicio. Solo accesible por helicóptero o barco, Oil Nut Bay ofrece la oportunidad de que hagas de Constellations tu propio santuario de relajación.

El paisaje en la isla está dominado por arenas blancas, naturaleza virgen y terreno montañoso, y es en uno de los acantilados en donde se construyó esta última joya inmobiliaria de Oil Nut Bay.

Constellations
Fotografías: Oil Nut Bays Properties

Con un valor en el mercado de 18.5 mdd, la mansión terminada en 2021 y ubicada en el lado norte de la isla es un alojamiento de lujo que obtuvo su nombre debido a las increíbles vistas que ofrece, especialmente al cielo nocturno en donde las estrellas se roban las miradas.

La arquitectura de Constellations fue de Montgomery Townsend Architecture and Design y el diseño interior de Vic Bezemer con Green Room Designs.

Al interior Constellations ofrece cuatro habitaciones y cinco baños en alrededor de 4,470 pies cuadrados y una de las razones de que sea tan cotizada es que al estar frente al mar los habitantes podrán deleitarse con espectaculares postales del agua turquesa, la isla Anegada y la Isla Necker, propiedad de Richard Branson.

Para ingresar a la mansión hay que caminar por un enorme vestíbulo que enmarca a la perfección el océano, una vez adentro se pueden apreciar varios pisos, espacios con concepto abierto, dormitorios privados y mucha tecnología que hacen que la vida en la isla sea aún más eficiente.

Al estar rodeada de naturaleza la residencia prioriza la vida al aire libre, de ahí que haya enormes ventanas y correderas, así como grandes terrazas que conectan el interior con el exterior.

Algunos de los detalles de lujo y características tecnológicas son mármol turco en todo el interior, electrodomésticos de bajo consumo, iluminación Lutron personalizada y un sistema de sonido Sonos, solo por mencionar algunos.

En el exterior se encuentra una piscina infinita de agua salada, así como una cocina de chef al aire libre, comedor, dos pabellones de ducha, plataforma de yoga y dos jacuzzis.

Para acceder a la playa privada solo basta con recorrer un sendero natural y si es necesario ir más lejos la mansión incluye dos carros eléctricos para seis pasajeros.

Pixel Pixel