Hermès diseña un bolso con ‘piel’ cultivada en laboratorio a partir de hongos y sale a fin de año

Sin duda que la pandemia ha generado grandes cambios de paradigmas, como ahora Hermès que trabaja en el diseños de nuevas bolsas de piel de hongos cultivada en laboratorio.

Esto representa un gran cambio para la concepción de fabricación de las bolsas más lujosas, que ahora Hermès planea al experimentar con una alternativa de piel a base de hongos o microorganismos.

De acuerdo a la marca, la piel en base a hongos de Hermès se implementará en su bolso unisex Victoria, que también incluirá elementos interiores en piel de becerro.

El modelo Tony Hsieh Jr nos presume su Victoria bag 35.

Por supuesto que la inclusión de piel de becerro en su fabricación significa que el producto no será del todo ‘vegano’, sin embargo, es un gran paso hacia el cambio y la innovación en la industria de la moda que desde años intenta reducir la huella de carbono de sus factorías.

La innovación de Hermès, llamada Sylvania, es un material de color ámbar que el gigante marroquinero francés desarrolló con la startup MycoWorks, con sede en California, que creó un proceso patentado, que da esta piel de hongos, denominada Mylo.

El Mylo surge a partir del micelio, una red de hilos de la estructura de la raíz de los hongos, que imita las propiedades la piel convencional, de acuerdo a la web de Mycoworks que revela la exclusiva colaboración.

El material de Sylvania está completamente basado en plantas y se cultiva en un laboratorio, como mencionamos previamente.

Luego, los curtidores expertos broncean y terminan el cuero de origen vegano, para mandarlo a Hermès en Francia para refinar su resistencia y durabilidad en general.

«La visión y los valores de MycoWorks se hacen eco de los de Hermès: una fuerte fascinación por la materia prima natural y su transformación, una búsqueda de la excelencia, con el objetivo de asegurar que los objetos se utilicen de la mejor manera y que su longevidad se maximice”, dijo Pierre-Alexis Dumas, el director artístico de Hermès.

A través de esta asociación, la marca de lujo francesa también destaca su conciencia de cómo la audiencia de hoy es más consciente de lo que representan las marcas: «Con Sylvania, Hermès está en el corazón de lo que siempre ha sido: una casa innovadora».

La bolsa de viaje Victoria estará disponible en las tiendas a fines de este año, no obstante la marca aclara que Sylvania servirá como una alternativa, y no será un reemplazo a sus artículos de cuero animal.

No solo Hermès usará piel de hongos

Más allá que las principales marcas, como Adidas y Grupo Kering han expresado su deseo por la utilización del Mylo, la tecnología es una realidad y posee una historia por demás rica y alentadora por tratarse de un descubrimiento de hongos derivados en el tratamiento para el VIH Sida.

Así es que los orígenes de esta piel de hongos comienzan con el cofundador de MycoWorks y artista de San Francisco, Philip Ross, quien ha trabajado en la intersección del arte, el diseño y la biotecnología durante más de tres décadas.

Ross comenzó a cultivar micelio como material para el arte y el diseño en la década de 1990, inspirado por la belleza y los ciclos de vida de los hongos.

El trabajo de campo de Ross en micología comenzó en los bosques del norte del estado de Nueva York, donde aprendió por primera vez a buscar hongos silvestres, debido a su actividad paralela como chef naturalista.

Su trabajo posterior como cuidador de un hospicio durante la crisis del VIH en San Francisco le presentó los beneficios de apoyo inmunológico de los hongos Reishi, que comenzó a cultivar para uso medicinal.

De esta forma descubrió una rica diversidad en forma, textura y color, expresiones de la respuesta dinámica del Reishi a las fuerzas cotidianas de la luz, el aire, la gravedad y la temperatura.

Así fue como Ross pronto comenzó a trabajar con Reishi como material para crear esculturas, aportando precisión culinaria y un buen ojo naturalista para perfeccionar sus «biotecnologías» para el crecimiento de obras de arte vivas.

La investigación pionera de Ross en materiales lanzó el campo de la micotectura, un término que acuñó en 2008 para describir el arte de diseñar y construir con micelio.

Sus obras de arte e instalaciones de micelio se han exhibido internacionalmente en el MoMA, Kunsthalle Düsseldorf y la Bienal de Arte Contemporáneo de Moscú, y sus patentes y publicaciones son fundamentales para el campo de la ciencia de los materiales del micelio.

Cuando el interés mundial en los inventos materiales de Ross brindó oportunidades para asociarse con marcas que buscaban materiales innovadores y sostenibles, éste invitó a su colaboradora artística de muchos años, Sophia Wang, a iniciar una empresa, Mycoworks.

Phillip Ross explica el potencial del descubrimiento en este video de Myloworks.

Pixel Pixel