Estos son los hábitos de los millonarios que podrían hacerte rico

Lamentablemente, el dinero no se da bajo las piedras ni se hace de la noche a la mañana. Se requiere tener una inquietud dirigida, visión, emprender y hacer las cosas que sean necesarias para lograr nuestras metas, como lo hizo Jeff Bezos, el fundador de Amazon, que empezó su imperio en un garage de Seattle, y que de no haber sido por sus hábitos no estaría en el top de los hombres más ricos del mundo.
Para conocer los secretos que estaban detrás de los millonarios, el investigador Thomas Corley pasó cinco años analizando los hábitos diarios de 177 ricos y descubrió que son éstos los que determinan qué tan exitoso o no podrías ser en la vida. “Hay una causa y un efecto asociados con los hábitos. Estos son la causa de la riqueza, la pobreza, la felicidad, la tristeza, el estrés, las buenas o malas relaciones y la buena o mala salud «, menciona en su libro Change Your Habits, Change Your Life.

Aquí unos cuantos hábitos de los ricos que podrían encaminarte al mundo de la abundancia.

Lee, lee, lee

Corley descubrió que 88% de los ricos dedican mínimo 30 minutos al día a leer cosas que los eduquen, no tanto algo que los entretenga. Entre sus libros favoritos están las biografías de personas exitosas, libros de historia y de desarrollo personal.

En esta nota enlistamos los libros que los hombres más exitosos recomiendan para cultivar la mente.

¡Muévete!

76% de los millonarios hacen 30 minutos diarios de alguna actividad, pues el cardio no sólo es bueno para el cuerpo, también lo es para el cerebro, pues ayuda a que las neuronas crezcan; además, incrementan la producción de glucosa (la gasolina de la mente), y entre mayor es su producción, más inteligente te vuelves.

Levántate temprano y duerme lo suficiente

Descansar adecuadamente es fundamental para el éxito, pues ayuda a la formación de la memoria y otros procesos mentales indispensables, no en vano 89% de los millonarios aseguraron llevar una buena higiene del sueño (entre 7-8 horas). Lo mismo pasa con levantarse temprano; 50% de los ricos estudiados dijeron despertar al menos tres horas antes de que comenzar su jornada laboral, porque eso les permite lidiar con interrupciones diarias, como una reunión que se prolongó demasiado, un tráfico atroz o tener que recoger a su hijo enfermo de la escuela.
“Estas interrupciones tienen un efecto psicológico en nosotros. Pueden pasar al inconsciente y eventualmente forman la creencia de que no tenemos control sobre nuestra vida ”, escribió Corley. “Levantarse temprano para lograr tres cosas principales en el día nos permite recuperar la sensación de control de nuestra vida».

Fija metas claras y alcanzables

No necesitas compararte con alguien más, establece un objetivo realista para ti mismo, eso te ayudará a mantener el ánimo en alto y te recordará por qué te comprometiste en primer lugar. Sea lo que sea, escríbelo y revísalo diario.
Corley aseguró que “las personas cometen el error de perseguir el sueño de otra persona, pero los ricos definen sus propias metas y las persiguen sin descanso y con pasión. Pues la pasión hace que el trabajo sea divertido, te da energía, persistencia y el enfoque necesarios para superar los fracasos, los errores y el rechazo».

Escribe un guión de tu vida futura ideal

Empieza el mes escribiendo todo lo que te gustaría lograr en la vida. En su estudio,  61% de los millonarios dijeron que practicaban esta estrategia de planificación y que les resultaba útil para tener claros los pasos a seguir para lograrlo.

Dedica 15 a 30 minutos al día sólo a pensar

Los ricos tienden a tomarse 15 minutos al día simplemente para pensar qué pueden hacer para incrementar sus ingresos, cuestionarse si son felices, si están cumpliendo con sus metas, su salud o si están haciendo suficiente por el mundo. Esta actividad les permite ver si necesitan replantear el camino o seguir en lo que están.

Crea micro hábitos

Dicen que el primer paso hacia un nuevo hábito es el más difícil, pero la sensación de querer lograr algo “inalcanzable” llega porque generalmente queremos hacer una transformación dramática, pero lo cierto es que es más factible que lo logres si intentas pequeños cambios o micro hábitos, como los denominó el doctor BJ Fogg —director del Laboratorio de Diseño de Comportamiento de la Universidad de Stanford y autor del libro Tiny Habits: Los pequeños cambios que cambian todo—. Estos pequeños pasos son más fáciles de incorporar a la vida que un hábito completo porque no implican un esfuerzo enorme. La clave es que los ancles a comportamientos diarios específicos existentes, eso te ayudará a que no te entretengas en pensamientos sobre si te dan ganas o no, y sólo los harás.

Antes de decidir qué pequeños hábitos adoptar, piensa en lo que esperas lograr. Las investigaciones muestran que el cambio de hábitos tiene más éxito cuando estás motivado por razones internas, como querer sentirte saludable y lleno de energía que, por razones externas, como verte bien en la cena de fin de año de la empresa.

Tips para lograrlo…

  • Planifica tus actividades una semana antes: crear un programa no sólo te ayudará a ser responsable, sino que te pondrá en una rutina para el éxito. ¡Siéntate y trabaja 30 minutos en hacer que suceda!
  • Dale variedad: no tengas miedo de cambiar una actividad de vez en cuando, pues una pequeña modificación nos ayuda a mantener la motivación.
  • Crea una red de apoyo: puedes echar mano de un amigo, familiar o colaborador que comparta el mismo entusiasmo que tú por ciertas actividades. Puedes planificar entrenamientos juntos o simplemente recibir la recomendación de un libro por parte de algún colega. Te sorprenderás de cuántas personas quieren ayudarte a tener éxito.
  • Monitoreo de tu progreso y recompénsate, cambiar no es fácil, pero si pudiste modificar algo, por mínimo que sea, es un gran logro y merece una auto felicitación.
Pixel Pixel