Herman Miller y Logitech diseñaron la silla ideal para gamers y los momentos de home office

Basado en el icónico modelo de Herman Miller Embody Chair, que estableció el punto de referencia para la distribución de presión, la alineación natural y el apoyo para un movimiento saludable en sillas de oficina, esta nueva versión, diseñada en colaboración con la tecnológica Logitech G llegó al mercado para satisfacer la demanda de los gamers más exigentes y porqué no, para sus momentos de home office.

La idea del diseño es enfocada en un mercado cada vez más creciente, sobre todo por las necesidades de implementar un equipamento de oficina en casa en estos tiempos de pandemia, donde una gran cantidad de personas han comenzado a trabajar remotamente.

“Junto con Logitech G, estudiamos a profesionales y jugadores de eSports para ver cómo podíamos mejorar su rendimiento y ayudarlos a cuidar mejor sus cuerpos mientras juegan. Descubrimos que los jugadores tomaron una variedad de posturas en las sillas que tuvieron un impacto negativo en su rendimiento y que podrían dañar su salud con el tiempo”, dijo Tim Straker, Director de Marketing de Herman Miller, a través de un comunicado.

Los apoyos lumbares de la Embody Gaming Chair de Herman Miller son únicos en su tipo. Foto Herman Miller.
La Embody para gamers trae múltiples ajustes en altura y rigidez, además de un tejido especial para evitar el calor debajo de las piernas en prolongados períodos de tiempo.
Foto Herman Miller.

“Necesitábamos una solución que ayudara a los jugadores a mantener su postura ideal durante largos períodos de tiempo, manteniéndolos cómodos y concentrados en los momentos clave. Esta línea de productos de juegos hace esto y mucho más», añadió.

Herman Miller y Logitech G probaron varios de los diseños de sillas con diversos jugadores y eligieron la silla Embody como la plataforma perfecta para construir una silla para el segmento.

Para uso prolongado

La investigación para la creación de este particular asiento, se tuvo en cuenta que un atleta de eSports y un streamer típico están sentados en su escritorio tres o cuatro veces más que un empleado de oficina normal.

Además, descubrieron que una gran cantidad de jugadores expresaron su insatisfacción con la comodidad y la ergonomía que brindan las sillas de juego actuales que se centran en la estética.

Foto Herman Miller.

Para llegar allí, se realizaron una serie de mejoras, incluida la espuma de enfriamiento con partículas infundidas con cobre que respaldan la postura ideal del juego y reducen la acumulación de calor causada por sentarse en cojines gruesos durante un período prolongado de tiempo.

Foto Herman Miller.

El soporte pixelado, que distribuye el peso de manera uniforme, para reducir la presión sobre los muslos, son claves para mantener la circulación y por ende, la concentración.

El combo perfecto

Además de la Embody Gaming Chair, las compañías presentaron los escritorios Motia, Ratio y Nevi Gaming, que prometen ser el complemento perfecto de la silla, tanto en estética como en funcionalidad, principalmente por ser regulables en altura (incluso hasta puedes llegar a trabajar parado en ellos).

Mesa Motia, lo más interesante es que se regula en altura.
Foto Herman Miller.

Estos escritorios cuentan con un acabado negro mate antimanchas y antideslumbrante, que solo se puede encontrar en los muebles para juegos.

Ambos productos se pueden combinar con el brazo para monitor Ollin Gaming, que admite una variedad de monitores y computadoras portátiles de varios pesos y tamaños.

El brazo Ollin de Herman Miller.

El brazo tiene un amplio rango de movimiento, lo que permite a los jugadores colocar su pantalla donde sea que se sientan más cómodos, fomentando una postura más saludable cuando juegan o trabajan.

La silla Embody Gaming (1,495 dólares o casi 33,000 pesos mexicanos aproximadamente), el escritorio Motia (1,295 dólares o casi 29,000 pesos) y el brazo regulable Ollin (295 dólares o 6,500 pesos), ya están disponibles para la venta en la web de la marca.

Pixel