Sonus Faber tiene el altavoz inalámbrico más elegante, Omnia, diseño y sonido en uno

Omnia en latín se traduce como ‘preparado para todas las cosas’ un nombre muy apropiado para el nuevo altavoz inalámbrico de Sonus Faber que se une al creciente mercado de sistemas de sonido compactos pero premium.

La marca italiana Sonus Faber tiene 40 años de experiencia en audio, los cuales se ven reflejados en Omnia, desde su tradición italiana hasta las nuevas tecnologías aplicadas para ofrecer un sonido de primera calidad en un dispositivo que ofrezca todo en uno.

Sonus Faber
Fotografías: Sonus Faber

Con 25 pulgadas de ancho, 11 de profundidad y 5 de alto, Omnia tiene la apariencia de cualquier cosa menos de un sistema de sonido y es justo este diseño el que lo hace ideal pasar desapercibido mientras decora tu hogar.

Su estilo es completamente distintivo con una tapa de madera de nogal tradicional o grafito para una apariencia más industrial y contemporánea. El dispositivo está marcado por una interfaz sensible al tacto, luces empotradas que se encienden cuando está encendido y en caso de que seas de los olvidadizos se puede operar a través de su control remoto, tu smartphone o tableta.

Sonus Faber
Fotografías: Sonus Faber

Sonus Faber promete que Omnia ofrece un ‘sonido tridimensional fascinante’ gracias a tecnología Crescendo con 490 varios y 7 controladores. El sistema se creó para mejorar el sonido del entorno circundante y aprovechar los reflejos de las paredes creando una onda que brinda una experiencia natural y realista como si el concierto estuviera dentro de la habitación.

Por supuesto, Omnia puede reproducir sin ataduras, o mejor dicho cables de alimentación, la interfaz permite usar dispositivos móviles con Bluetooth integrado, Apple AirPlay 2 y la funcionalidad integrada de Chromecast. Eso no significa que no existan opciones con cable, en la parte trasera del dispositivo hay una conexión LAN junto a una entrada HDMI ARC que puede conectar a Omnia con el televisor.

El Sonus Faber Omnia estará disponible a partir de mayo en dos acabados con un valor de 1,999 dólares.

Pixel Pixel