Ésta es la máscara Blanc, para evitar contagios y estar más conectados

No es la versión pandémica de Daft Punk, es la máscara Blanc, presentada por un equipo de empresarios, diseñadores y especialistas en equipos de protección personal (PPE) que busca ser una solución integral a la convivencia con el Covid-19.

Concebida como una máscara protectora, Blanc es un accesorio de estilo de vida, una unidad de higiene digital, un dispositivo tecnológico y un protector de privacidad.

La máscara cubre ojos, nariz y boca del usuario, mientras que los filtros HEPA aprobados por la FDA protegen a quien la lleva del 99% de las partículas del aire.

Esto incluye el polvo, nieblas y aerosoles de agua, aceites y la posibilidad de evitar contagios de Covid-19 en lugares cerrados o al aire libre, en caso de aglomeraciones de público.

Máscara Blanc, como de Daft Punk

Estos filtros encajan perfectamente en el marco de la máscara con una escala de color visual incorporada que indica cuándo es el momento de cambiarlos.

Blanc también cuenta con paneles frontales intercambiables que se pueden personalizar con una variedad de opciones de diseño diferentes.

Los paneles frontales tardan segundos en cambiarse y reajustarse, y se fijan suavemente mediante imanes empotrados en el marco de la máscara.

«Las máscaras roban a las personas su personalidad, así que decidimos dar algo a cambio, quizás un poco más que la seguridad y la comodidad de respirar aire puro», dice Maria Lapuk, cofundadora de Blanc.

A diferencia de otras máscaras, Blanc se ajusta a las características anatómicas individuales de la cara y la cabeza del individuo.

La máscara consta de dos partes simétricas verticales que se pliegan juntas.

Con un simple gesto de «lavado de cara» con las palmas de las manos, se coloca la máscara. Los imanes de la línea media fijan suavemente la máscara sobre la cara, mientras que la cinta retráctil proporciona fijación en la zona parietal, en la parte posterior de la cabeza.

«Blanc filtra el aire porque ha sido diseñada para ello por los mejores especialistas en equipamiento de protección», prosigue Philipp Egorov, cofundador de Blanc.

“En cuanto a nuestra misión, me encanta pensar que es brindar a las personas la oportunidad de recuperar el total control sobre al menos algo de nuestra privacidad.

«Puede parecer que al usar Blanc los usuarios pierden su personalidad. Pero lo que realmente sucede es que, además de cuidarnos de un potencial contagio, permite decidir qué emociones compartiremos. En definitiva, permite más libertad e individualidad», concluye Egorov.

«Quedé hipnotizado por la presentación de los fundadores de Blanc», dice Dmitry Gorilovsky, fundador de Woodenshark, la empresa que apoya a Blanc con el proyecto.

“Una filosofía de producto poco ortodoxa nos permitió implementar un enfoque constructivo audaz. La estructura modular de Blanc, maximiza el espacio utilizable y elimina los detalles innecesarios.

«Blanc permite la creación de un concepto de máscara completamente nuevo que puede ser prácticamente utilizada para cualquier cosa, incluso conectada a vía Bluetooth a nuestro teléfono para desentrañar más funciones.

«Podemos usarla como equipo de protección personal, como un accesorio, con ropa deportiva, como guardián de la privacidad, un dispositivo tecnológico, un dispositivo de salud inteligente y un visor de realidad realidad aumentada», explica Gorilovsky.

Para su desarrollo, los fundadores de Blanc han invertido en el desarrollo de conceptos, pruebas de materiales, evaluación y abastecimiento.

Por ejemplo, el módulo de limpieza de aire UVC pasivo planeado originalmente como la solución de filtrado de aire, fue cambiado por un filtro combinado de carbón/HEPA.

Si bien actualmente fue presentada como concepto, los creadores de Blanc planean verla en las calles a partir de la segunda mitad de 2021.

Pixel