Descubre cómo Apple hace todo lo técnicamente posible por proteger la privacidad de tus datos

Apple

Sabías que al realizar una búsqueda en Internet, utilizar una app o publicar algo en tus redes sociales, compartes valiosa información sobre ti, que es rastreada y recopilada por una red de revendedores de datos y empresas de tecnología publicitaria que hacen un lucrativo negocio con ella, incluso sin tu consentimiento.

Esto es parte de una gigantesca industria, no del todo transparente, que en la última década, y no se diga en el último año, en el contexto de esta pandemia, ha estado acumulando cantidades cada vez mayores de datos personales, aún cuando no estás en línea.

Dicha información se junta, se comparte, se agrupa y se subasta en tiempo real, alimentando un negocio que genera 227,000 millones de dólares al año. Y todo ello, sin que el usuario, se dé cuenta, en la mayoría de los casos.

¿Qué hacer ante ello? Primero, entender de qué se trata y cómo puedes proteger mejor tus datos. Después, cambiarte a Apple, cuyos dispositivos han sido diseñados para proteger la privacidad y ayudar a mantener el control de tu información, no sólo porque es tu derecho, sino como un valor corporativo muy arraigado.

Hablemos del problema

Son justamente los expertos de Apple (que algo sabrán sobre el tema) quienes nos ponen al tanto de lo que sucede con nuestros datos en un día cualquiera.

Y explican que, sin darte cuenta, al consultar las noticias del día en Internet, al utilizar una app de mapas para ver cómo está el tráfico, al usar otra aplicación con filtros para retocar una foto, al publicar en tus redes sociales, al hacer lo de todos los días, estás revelando información sobre tus intereses, gustos y necesidades que es utilizada por terceros para, en el mejor de los casos, tratar de venderte algo.

Y es que las apps que utilizas a diario tienen rastreadores integrados que permiten que los datos que compartes con ellos sean recopilados por terceros y vinculados a otros datos tuyos que ya se hayan recopilado.

Apple

Es entonces que aparecen cientos de revendedores de esos datos que utilizan la información recopilada para asignar atributos a los usuarios y agruparlos en segmentos de mercado muy específicos.

Debido a ello es que todos los días y a todas horas, los usuarios de Internet reciben cantidad de anuncios digitales que, como si fuera casualidad, se ligan a lo que estaban buscando o necesitando.

Y es que en la milésima de segundo que tarda en cargar un anuncio, se lleva a cabo una subasta en tiempo real en la que los anunciantes pujan por el espacio publicitario. Para ello suelen basarse en los datos personales que el rastreador ha conseguido, así pueden asegurarse de llegar al público que está interesado en su producto o servicio.

Los principios de privacidad de Apple

Frente a todo este tráfico de información, el objetivo de Apple siempre ha sido permitir que los usuarios compartan sus datos como prefieran, de una forma segura, que entiendan y que puedan controlar.

Por ello se ha enfocado en buscar nuevas formas de proteger la privacidad de los usuarios en todos sus productos y servicios.

Por ejemplo, Apple usa tecnología inteligente del dispositivo y otras funcionalidades para minimizar los datos que recopila en sus apps, navegadores y servicios en línea. Y no genera un perfil único de datos de usuario en ninguna de sus aplicaciones o servicios.

Asimismo, todos los productos con el logo de la manzana son creados sobre la base de cuatro principios de privacidad esenciales:

  • Recopilación mínima de datos, se solicita sólo lo necesario para brindar un determinado servicio.
  • Transparencia y control del usuario, a fin de que en todo momento sepas qué datos compartes y cómo serán usados.
  • Procesamiento en el dispositivo, para minimizar la recopilación de datos fuera.  
  • Seguridad: El hardware y el software trabajan en equipo para mantener los datos seguros.
Apple

En suma, los productos y las funcionalidades de privacidad de Apple dan mayor transparencia y control sobre la cantidad de datos que se comparten y cómo se usan, pues ofrecen, entre otras cosas:

  • Encriptación de punto a punto, con la que sólo el destinatario y el emisor podrán leer los mensajes enviados, logrando que todas las conversaciones se mantengan privadas.
  • Un sistema de prevención inteligente de seguimiento de Safari, que usa el aprendizaje automático integrado para impedir que los rastreadores sigan tus pasos al navegar por Internet.
  • Una app de fotos enfocada en la protección de tus imágenes que usa el aprendizaje automático para organizarlas directamente en tu dispositivo.
  • Un asistente de voz (Siri) que sabe lo que necesitas, sin saber quién eres, pues no está conectado a tu Apple ID.
  • La app Salud que trata tu información médica con cuidado intensivo.
  • Una app de Mapas que no mantiene un historial de los lugares donde estuviste ni está asociada a tu ID.
  • Una App Store con toda la información que necesitas para entender las prácticas de privacidad de cada app antes de descargarla.
  • Cada vez que una app usa el micrófono o la cámara, aparece un indicador en la parte superior de la pantalla. Y en el Centro de Control, puedes ver qué app los usó recientemente.
  • Comparte sólo tu ubicación aproximada en vez del lugar exacto donde te encuentras. Es ideal para las apps locales de noticias y pronóstico del tiempo.

Como usuarios pocas veces llegamos a reparar en que la privacidad y el control de nuestra información debieran estar entre las principales razones para elegir nuestros dispositivos, sobre todo, en los tiempos en que estos se han convertido en algo más que teléfonos o computadoras. Se trata de nuestras oficinas móviles, escuelas, archivos personales y hasta cámaras, donde se albergan datos que bajo ninguna circunstancia deben ser compartidos y mucho menos robados: desde contraseñas bancarias hasta documentos de trabajo o fotos personales.

Pero incluso, más allá de esa información tan sensible, como hemos visto, hay cientos de datos que se comparten sin nuestro consentimiento que nos exponen, en el mejor de los casos a una incesante publicidad.

En suma, la próxima vez que vayas a elegir un dispositivo móvil, ten todo esto en cuenta y considera todo lo que está haciendo Apple por mantener segura tu valiosa información. Créeme, es un problema común, pero para nada menor. Y hay que empezar a ponerle atención. Si quieres conocer más sobre cómo Apple protege la privacidad de tus datos, consulta este enlace.

Pixel