Zapote Bar, en Rosewood Mayakoba, es una carta de amor a Yucatán

Quien ha visitado la Riviera Maya sabe que es mucho más que selva, lagunas, cenotes y nítidas playas; también se puede encontrar en ella el hospedaje ideal para un descanso idílico y experiencias gastronómicas que dejan salivando a más de uno.

Como parte de sus planes de ampliación de oferta para los turistas, Rosewood Mayakoba —un resort de lujo con los más altos estándares ecológicos y de calidad— dio la bienvenida a Zapote Bar, un proyecto culinario hecho en colaboración con la multipremiada Licorería Limantour —el reconocido bar de la Ciudad de México que durante cinco años consecutivos ha estado en la lista de The World’s 50 Best Bars— que se esmera por presentar un concepto único de coctelería artesanal para celebrar la cultura y las raíces de la península yucateca.

El diseño del bar estuvo a cargo de Estudio Atemporal, cuya inspiración fueron las antiguas haciendas de la región —de espacios abiertos y rodeados por la naturaleza— para crear un acogedor salón interior, terrazas y patios que conviven en perfecta armonía con el entorno selvático.

Junto con esa atmósfera, los comensales pueden deleitarse con tragos de autor conceptualizados por los expertos de Licorería Limantour, quienes materializaron versiones nuevas de clásicos como el Negroni o el Martini con destilados artesanales, ingredientes locales, y herramientas y técnicas prehispánicas (como el uso de molcajete, molinillos o utensilios de arcilla).

Los visitantes también se sorprenderán con los platillos que integran el menú, curado por el chef y director de operaciones culinarias Juan Pablo Loza, que entremezcla los sabores del Medio Oriente y México con un enfoque especial en la cocina a fuego vivo. Además, a lo largo del año el establecimiento contará con chefs y bartenders invitados, con la finalidad de exaltar la fusión de técnicas, sabores y culturas.

Así, Zapote Bar apuesta fuerte por convertirse en el epicentro de la coctelería mexicana en la Riviera Maya.

Pixel Pixel