PETA gana otra batalla en la guerra contra el Foie Gras

Compartir

PETA, la organización en defensa de un tratamiento ético hacia los animales, lleva años luchando contra el consumo de foie gras debido a que la forma de obtenerlo es muy cruel.

Este platillo se obtiene al obligar a los patos a comer a través de un embudo cantidades exhorbitantes para su tamaño. Su hígado crece desmesuradamente y lo peor, muchos de estos animales mueren debido a la alimentación forzada.

Relacionada: ¿Es tu aniversario? Conoce los mejores restaurantes de la CDMX para ir en pareja

Hasta la fecha PETA no sólo ha ido a los tribunales para prohibir su consumo; en 2004 California fue el primer Estado de Estados Unidos en criminalizar la comercialización de este producto. También ha acudido a diversos restaurantes para solicitar que dejen de servir foie gras en su menú.

La última iniciativa, intentar que la plataforma americana de servicio a domicilio Postmates, lo elimine también de su oferta.

Para fortuna de la organización pro derechos de los animales, la plataforma se mostró muy receptiva porque ya había implementado algunos valores de PETA como los lunes sin carne para darle un lugar a los restaurantes veganos y vegetarianos. Además, este año Postmates también ha creado toda una serie de políticas que engloban cuestiones éticas relacionadas con los alimentos.

Una vez instaurada la nueva regla, la plataforma se puso en contacto con sus restaurantes asociados en para informarles que deberían actualizar los menús en el sitio para no incluir foie gras. Aunque como es un proceso que está sucediendo en este momento, es posible que los usuarios aún puedan ver foie gras en los menús.

Relacionada: Hunan Artz llega al fin para deleitarnos con exquisitos sabores orientales

Otra batalla ganada

Se trata de una nueva victoria para PETA en la guerra del foie gras. El año pasado, la organización logró convencer a Classified, el restaurante tipo bar clandestino de United Airlines escondido dentro de la terminal del aeropuerto de Newark, para que también dejara de servir este producto. Y en el drama judicial actual que involucra la prohibición de foie gras de California desde 2004, un panel de jueces en el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito restableció la prohibición después de que un juez de un tribunal de distrito la cancelara en 2015. Aunque, la prohibición no se restablecerá completamente hasta que se haya completado el proceso de apelación. concluido.

Más allá del foie gras

Pero el foie gras no es el único problema que la organización de derechos de los animales y la compañía de reparto han tratado en las últimas semanas. PETA también convenció a Postmates para que derribara un par de vallas que había puesto en Los Ángeles. La organización escribió en su blog, “Fue pensado para ser gracioso, pero como saben los veganos, comer de acuerdo con su conciencia no es una dieta de moda y no implica días de trampa”. Por supuesto, parece que PETA en realidad no entendió que la broma no era sobre los verdaderos veganos. sino sobre ese amigo “vegano” que todos tenemos y que orgullosamente lo anuncia como una forma de señalar su virtud, pero luego aparecen algunas deliciosas carnitas y suspende sus valores durante media hora. Le guste o no a PETA, todos tenemos una persona así en nuestras vidas.

Nota escrita por Jeremy Repanich y publicada previamente en robbreport.com