Así es Satryna, el tequila más suave del mundo

Si le preguntáramos a un extranjero acerca de las 10 cosas que conoce o ha escuchado de México, seguro entre ellas aparececía, el tequila y el Día de Muertos. Dos elementos distintivos de nuestra cultura que ahora se unen bajo un solo nombre: Satryna, que presume de ser el tequila más suave del mundo.

Se trata de una marca tequilera de ultra lujo que honra nuestras raíces, dialoga con el presente e incentiva la evolución de la bebida insigne del país.

Testigo de nuestra historia, en el tequila convergen distintos tiempos y espacios. Es emblema de la Revolución Mexicana, pigmento de los grandes muralistas y tinta de poetas y escritores, bebida espirituosa que ahora suma un nuevo capítulo a su crónica, uno escrito por Satryna, sello enfocado a la creación artesanal de producciones pequeñas comprometidas con la elaboración del tequila más suave del mundo.

La colección de tequilas Satryna –Blanco, Reposado, Añejo y Cristalino– está conformada por lotes reducidos que son elaborados de manera artesanal con agaves Tequiliana Weber cocidos a vapor en mampostería y provenientes de los mejores campos del valle de Tequila, en Jalisco. Cada planta seleccionada y cosechada manualmente es cuidada con esmero durante un lapso que va de los diez a los doce años para que alcance su maduración perfecta.

Un poco de historia de Satryna

La historia inició en Jalisco cuando la legendaria Destilería Newton creó una opción única para sus más cercanos amigos, abuelos de la fundadora, Nitzan Marrun. Tres generaciones después, ella misma compartiría el legado familiar con los verdaderos conocedores del tequila, no solo en México sino en todo el mundo.

Así comenzó Satryna, autora de un tequila como ningún otro que ha perfeccionado –a través de la sabiduría de los artesanos tequileros y su vasta experiencia– un destilado que atesora el balance perfecto entre la creatividad exuberante de su fundadora y la riqueza de sus conocimientos.

Fotos: Satryna

Mireida Cortés, maestra tequilera de la casa ha ideado un balance único entre el arte centenario de la fabricación del tequila y un proceso moderno de triple destilación para obtener la más alta pureza y suavidad distintivas. La maduración en barricas de roble francés, importadas de Cognac, y de roble blanco americano, provenientes de California, da como resultado un producto de carácter muy complejo que se ha posicionado en tiempo récord como un testimonio que exalta la mexicanidad y el trabajo artesanal.

Satryna irrumpió en el segmento de las bebidas premium en 2019, ¡al más puro estilo Rock Star Deluxe! Con una rápida ascensión a los principales puestos de preferencia, hoy está presente desde Londres hasta Ibiza, pasando por Suiza, Alemania y Dubái.

Referente del lifestyle más vanguardista y refinado, Satryna subraya su calidad inigualable, a través de los galardones que ha recibido, como The Tequila & Mezcal Masters (2020), International Wine & Spirit Competition (2020), Meiningers International Spirits Award (2020) y Harpers Design Awards (2019), entre otros.

Tequila y Día de Muertos

El alma de este tequila ultra luxury deriva de una de las celebraciones más importantes México, la cual se ha convertido en un acontecimiento global que se festeja en distintas partes del mundo: el Día de Muertos.

Satryna captura esta tradición y la interpreta de forma propositiva para reflejar el México contemporáneo. Un cuidado extraordinario se evidencia en todos los detalles de cada una de las licoreras francesas de vidrio, asegurando una sofisticada experiencia estética. Las botellas están decoradas con láminas metalizadas y el diseño de una máscara inspirada en la celebración del Día de Muertos, particularmente en la obra del grabador, ilustrador y caricaturista José Guadalupe Posada, creador del personaje La Catrina.

El exquisito diseño de la tapa metálica en forma de calavera está basado en el apunte original de una artesana oaxaqueña. El collar de cuello metálico ornamentado con motivos aztecas es fabricado con Zamac en Argentina y la botella terminada se entrega en una hermosa caja de presentación hecha en Londres. Para asegurar los más altos niveles de calidad, cada botella es numerada, firmada por la maestra tequilera y cuenta con un servicio único de grabado que permite personalizar cada licorera con un mensaje especial, invitando a conservarla después de haber disfrutado su contenido.

Pasión y esmero integran el binomio que la firma abraza para crear un tequila excepcional, de alta calidad que dota de carácter propositivo y proyección internacional a esta bebida cien por ciento mexicana.

Pixel