Gran Premio de México, una fiesta vibrante que no decepciona

Compartir

Este domingo, el rugir de los motores y con casa llena -135,407 para ser exactos-, fueron elementos base para reafirmar que, el Gran Premio de México de la Fórmula 1, es una fiesta que se ha transformado en una verdadera tradición mexicana.

Fueron tres días llenos de adrenalina, donde asistentes pudimos disfrutar del arte de la velocidad, como en pocos lugares del mundo, un ambiente que Alejandro Soberón Kuri, Presidente del Fórmula 1 Gran Premio de México también confirmó: “Cómo cada año el ambiente en las gradas fue espectacular, el público mexicano demostró toda su pasión. Sin duda nos llena de emoción que una vez más el Campeonato se defina en nuestra casa, sin duda eso le dio al Gran Premio de México 2018 un toque extra de emoción y adrenalina”

Relacionada: Daniel Ricciardo quiere el Gran Premio de México de la Fórmula 1

Serie de Clasificación Fórmula 1

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Previo a la clasificación, Porsche con la Mobil 1 Supercup y La Carrera Panamericana se hicieron presentes para el deleite del público, que con cada vuelta no dejaba de estremecerse.

Asimismo, dio paso serie de clasificación que dejó hazañas increíbles y a un Daniel Ricciarte en primer lugar de la clasificación y que en exclusiva, para Robb Report México, confesó un enorme deseo de revancha tras no poder terminar la carrera, el año pasado.

Fórmula 1 Gran Premio de México

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Al fin llego el domingo, un día donde todo fue efímero. En punto de las 14:10 hrs los pilotos arrancaron y así comenzó la historia.

La escudería Red Bull, comandó durante las 71 vueltas, mientras que Mercedes-Benz con Hamilton, no regalaban décimas de segundo. Lamentablemente y tras haber sido homenajeado por todos los asistentes, Fernando Alonso quien disputaba su última Fómula 1, desertó en la vuelta cinco al tener un incidente con Esteban Ocon.

El mexicano ‘Checo’ Pérez agarro ritmo después de superar la escudería Renault, posicionándose en séptimo, pero en la vuelta 41 se despidió, entre ovaciones y aplausos, debido a una falla interna de su auto.

Relacionada: ¿Por qué es importante el traje de los pilotos en la Fórmula 1?

¡Por fin! el final lap había llegado. “Las últimas vueltas más emocionantes”, decían algunos fanáticos. Mientras la bandera a cuadros comenzaba a ondearse, la última curva recibía a Max Verstappen como campeón absoluto del Gran Premio, por segundo año consecutivo, de la escudería Red Bull y detrás de él a un Sebastian Vettel, seguido por Raikkonen -ambos comandados por Ferrari-. Y ¿Hamilton? sí, el inglés finalizó el Gran Premio ocupando la cuarta posición pero con un gran sabor de boca.

La hazaña del cuarto lugar, da oportunidad a que el nombre de Lewis Hamilton se compare con el del mítico Juan Manuel Fangio, que durante su carrera logró cinco campeonatos, y Michael Schumacher que su legado de siete veces campeón mundial parece, pronto, ser igualado por éste.